Volkwagen XL1: Récord de bajo consumo

xl_portada_12d9254c3b81c4f3b2f66dd0c.jpg
Enrique Marco08 mar 2013
Volkswagen exhibe en el Salón de Ginebra el XL1, un híbrido diésel con una ligerísima carrocería deportiva que presume de ser el coche que menos consume del mundo: 0,9 l/100 km. Tiene un motor eléctrico y un diésel bicilíndrico 0.8 TDI de 48 cv, gracias a los cuales alcanza los 160 km/h.  
De los modelos presentados esta semana en el Salón del Automóvil de Ginebra, los hemos vistos tanto de gran volumen de ventas como espectaculares y carísimos deportivos; pero ahora nos toca hablar de otro vehículo que ha destacado por encima del resto, en este caso por el bajísimo consumo. Salvo los 100% eléctricos –con sus inconvenientes y limitaciones- el Volkswagen XL1 es el coche de producción que menos consume del mundo: 0,9 l/100 km.
Fabricado de forma casi artesanal en la planta alemana de Osnabruck, Volkswagen ya ha construido unas cuantas unidades y antes de que finalice el año comenzará a venderlo en serie. Eso sí, no se esperan grandes volúmenes de ventas, principalmente porque para lograr este récord de consumo se ha tenido que contener el peso de forma exhaustiva, lo cual sólo se consigue utilizando materiales muy caros. Por tanto, aunque todavía no tenemos ninguna del precio del Volkswagen XL1, no será barato.
El Volkswagen XL1 es un deportivo biplaza de propulsión híbrida, en este caso con un motor 0.8 TDI de 48 cv y otro eléctrico de 27 cv. Evidentemente con estas cifras de potencia no puede obtener prestaciones deportivas, pero sí bastante ágiles gracias a un ligerísimo peso total de 795 kilos. Así las cosas, el XL1 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos y de alcanzar los 160 km/h. Puede circular en modo totalmente eléctrico hasta 50 kilómetros, y las baterías de iones de litio –ubicadas en la parte delantera- se recargan en las frenadas o mediante un enchufe en la red eléctrica convencional. En cuanto al cambio de marchas se recurre a una unidad DSG de 7 velocidades.

xl_xint_c4f53d54f1cb9e7c837baa486.jpg

Este peculiar vehículo no tiene competidor alguno en el mercado, pues si bien el Honda CR-Z es un híbrido de corte deportivo, los materiales empleados en la construcción de este Volkswagen XL1 y las cifras que declara le diferencian claramente del modelo japonés. Tampoco puede compararse lógicamente a los Chevrolet Volt y Opel Ampera, a los cuales GM denomina vehículos de autonomía extendida. Y es que este XL1 mide 3,89 metros de largo, 1,66 metros de ancho y sólo 1,15 metros de alto. Es por tanto mucho más bajo que la mayoría de los deportivos, y por ello consigue también una aerodinámica excepcional.El Volkswagen XL1 sólo levanta 1,16 metros del suelo. Tiene una ligera y aerodinámica carrocería de 3,89 metros de longitud
La carrocería está construida con partes de fibra de carbono y de aluminio, y además utiliza otros materiales ligeros y exclusivos para más partes del vehículo: frenos cerámicos, llantas de magnesio, etc. Sorprende lo estrechas que son las ruedas delanteras, que vienen en medida 115/80 R15, mientras que las traseras son de 145/55 R16. Otro dato curioso es el pequeño depósito de combustible, de sólo 10 litros de capacidad, que no obstante le es suficiente para disponer de una autonomía de 500 kilómetros. En definitiva, un coche de récord que comenzará a venderse este año (suponemos que a un alto precio y en series cortas) pero que representa un importantísimo salto adelante en términos de eficiencia.

xl_x_7df6db7f26db6ea6ecad854ec.jpg