•  
home Chevrolet Volt

Pruebas

Chevrolet Volt Lo mejor de los híbridos y eléctricos

Pruebas | 19/10/2011
Chevrolet Volt: Lo mejor de los híbridos y eléctricos
a fondo Chevrolet Volt
Chevrolet iniciará la comercialización del Volt en pocos meses -a principios de 2012- momento en el que se convertirá en una opción ecológica que combina lo mejor de los híbridos y de los 100% eléctricos
 

CONTACTO

El segmento de los coches ecológicos está creciendo de forma notable, no por ahora en cuanto a cifras de ventas elevadas, pero sí en propuestas cada vez más variadas por parte de los fabricantes. La opción más conocida es la de los híbridos, con el Toyota Prius como coche más popular. También han llegado ya al mercado los 100% eléctricos, con varios ejemplos en modelos urbanos (Citroen C-Zero o Peugeot iOn entre otros) y el Nissan Leaf como compacto más capaz y comparable a nuestro protagonista de hoy. Pero en los primeros meses de 2012 General Motors propone otra "opción intermedia": el Opel Ampera –que ya lo probamos anteriormente- y el Chevrolet Volt. Estos modelos son denominados como “eléctricos de autonomía extendida” y se puede decir que combinan las ventajas de los híbridos conocidos hasta ahora con las de los 100% eléctricos. Eso sí, son todavía más caros, pues mientras un Prius cuesta desde 24.200 € y un Leaf 35.950 €, por el Chevrolet Volt habrá que pagar 41.950 € (el Opel Ampera, que es básicamente el mismo coche, cuesta 42.900 €).

a fondo Chevrolet Volt 2Su diseño es moderno, y el salpicadero futurista

Su precio es el principal inconveniente, lo que unido a unas subvenciones poco estables o poco cuantiosas, y a la ausencia de restricciones de tráfico por contaminación en los cascos urbanos de las ciudades españolas (algo que sí sucede en algunas ciudades europeas), hace que las previsiones de Chevrolet España sean modestas y realistas. Esperan vender en nuestro mercado unos 150 Volt al año. En otros lugares estos vehículos obtienen más privilegios, por lo que a nivel mundial Chevrolet va a producir 60.000 unidades al año. El otro aspecto que puede hacer inclinar la balanza para definir si es recomendable o no un coche como el Volt, es la facilidad para conectarlo, bien en casa o bien en el trabajo, a un enchufe de la red eléctrica convencional; ya que aunque el Volt funciona indistintamente con electricidad o con gasolina, es en este primer modo con el que se obtienen los notables beneficios económicos y medioambientales. Vamos a ver cómo es el Volt.

Este compacto americano (se fabrica en Detroit) presenta una carrocería de cinco puertas tipo compacto que mide 4,49 metros de largo, 1,79 metros de ancho y 1,44 metros de alto (ligeramente más largo, bajo y estrecho que un Opel Astra); mientras que su habitáculo deja espacio sobrado para cuatro pasajeros (la fila trasera tiene dos asientos separados) y un maletero de 310 litros o 1.005 litros si prescindimos de la fila trasera. En cuanto a su diseño, podrá gustar o no gustar, pero lo que está claro es que presenta un aspecto moderno y diferenciador. Pero si moderno es el exterior, el diseño del salpicadero lo podríamos calificar ya de futurista, el cual encantará a los amantes de las últimas tecnologías y desconcertará inicialmente a los que prefieran lo clásico. Su cuadro de mandos es dominado por una pantalla digital de 7” que se apoya en otra pantalla del mismo tamaño situada en el centro, todo ello rodeado de numerosos botones de accionamiento táctil. Ponerse al volante del Volt y conducirlo es fácil, pero conocer todas sus funciones llevará un tiempo de aprendizaje. En cuanto a las plazas traseras, los dos asientos resultan muy cómodos para tallas de hasta 1,80 metros de estatura.

a fondo Chevrolet Volt 3Las reacciones del Volt son rapidísimas, y sorprende por sus agradables sensaciones de conducción

Técnicamente, como decíamos al principio, combina las ventajas de un híbrido como el Prius y las de un eléctrico como el Leaf. Respecto al Toyota, este Volt no sólo funciona unos 2 kilómetros sin gastar gasolina ni emitir ruido y CO2, sino que su “autonomía limpia” oscila entre 40 y 80 kilómetros dependiendo del tipo de conducción que practiquemos (datos fiables, ya que en nuestra prueba, con una conducción variada y normal, el funcionamiento únicamente eléctrico nos duró algo más de 60 kilómetros). Respecto al de Nissan (que en modo eléctrico aventaja al Volt, ya que puede aguantar hasta 160 km en condiciones favorables), el modelo de Chevrolet cuenta con la ventaja de que, una vez terminadas las “reservas eléctricas”, se pone en marcha el motor 1.4 litros de gasolina nutrido por un depósito de 35 litros, con el cual se pueden recorrer unos 500 kilómetros y, tras ello, repostar en cualquier gasolinera.

Más sorpresas agradables en este Chevrolet Volt las encontramos en sus sensaciones ¡cómo acelera! ¿y ésto es un coche ecológico? La verdad es que parece un “GTI”. De hecho, su registro de aceleración de 0 a 100 km/h es de 9 segundos. Resulta curioso cómo sin ningún tipo de ruido ni vibración se puede salir tan rápido de un semáforo. Su cifra de potencia homologada es de 150 cv, pero gracias al par de 370 Nm que se entrega de forma instantánea parece que la potencia sea mayor. En cuanto a velocidad máxima Chevrolet la fija en 160 km/h, más que suficiente para los tiempos que corren. Su conducción es como la de un coche automático normal y no presenta ninguna dificultad. Otra cosa es familiarizarse con todas las funciones y modos de conducción, con los que se obtienen mejores resultados en conducción dinámica o ecológica. Eso sí, cuando se pone en marcha el motor de gasolina uno prácticamente no se da ni cuenta, ya que el Volt está perfectamente insonorizado y el acople de éstos de produce de forma muy suave.

a fondo Chevrolet Volt 4

Es difícil calcular el ahorro que podemos obtener si utilizamos este coche a diario en trayectos de unos 80 km, ya que, al igual que las gasolinas, las tarifas eléctricas también varían sustancialmente. Ahora bien, el coste por kilómetro, como mínimo, se reduce a la mitad respecto a un compacto de sus prestaciones, por lo que cada uno deberá valorar su inversión, facilidades de carga y tiempo de amortización respecto al sobreprecio del Volt comparado con un compacto de similar tamaño, prestaciones y equipamientos. La batería de ion litio de 16 kWh pesa 198 kilos (en total, el Volt pesa 1.732 kilos) y se recarga en menos de cuatro horas en cualquier enchufe. Su esperanza de vida es de 10 años o 240.000 km, y está garantizada por 8 años o 160.000 km. En definitiva, un coche que mira al futuro pero que es plenamente utilizable hoy día. Sorprende por su potencia, combina las virtudes de los híbridos y eléctricos, y agrada por su moderno diseño. Sin duda, un excelente automóvil para los enamorados de la tecnología de vanguardia y de la ecología.

   

1 COMENTARIOS:

  • Fede dice:publicado: 13:29 19/10/2011

Sí vale, está muy bien porque sirve como eléctrico y como coche normal; pero por una parte es muy caro y, por otra, todas las tecnologías nuevas generan cierta desconfianza. A mi gustaría llevarlo, pero preferiría optar por el Renting, así te curas en salud de posibles problemas y, a los cuatro años, cuando ya haya otros mucho mejores, te lo pules y a por otro parecido o diferente.

 

servicios al conductor

camisetas

Tienda de F1

La ropa del paddock

autocaravas

Autocaravanas

Viajes y rutas