Honda Civic 1.6 i-DTEC: Cambio obligado y acertado

civicdieselportada_f57640c3a5a93916c9000d09d.jpg
Raúl Toledano17 feb 2014
Honda camufla su apuesta downsizing para el compacto Civic con el motor turbodiésel 1.6 i-DTEC de 120 cv y 3,6 litros, convirtiéndose en una alternativa más racional y eficiente dentro del segmento C sin renunciar al exquisito refinamiento mecánico y a la siempre puesta a punto deportiva de sus chasis.
Honda, que históricamente aborrece el gasoil como combustible para sus vehículos, es paradójicamente uno de los mejores fabricantes de motores diésel. El último en salir a la palestra, bajo el espíritu Earth Dreams Technology, ha sido el 1.6 i-DTEC de 120 cv de potencia, estrenado en la gama Civic y también implantado en el CR-V. Se trata de una mecánica que reúne refinamiento, respuesta y consumos a partes iguales con el objetivo de adaptarse a las exigencias del segmento C.

civicdieselapoyo_c3bee4efb744dc3bf4afddc48.jpg

Y es que Honda con su saliente motor 2.2 i-DTEC y 150 cv –que todavía mantiene en el Accord- estaba fuera de juego en la categoría de los compactos familiares. Ahora con un motor de 600 cm3 y 30 cv menos y un precio abaratado en 1.500 euros, el Honda Civic 5 puertas 1.6 i-DTEC es una opción tan interesante como lógica. Su PVP es de 21.500 euros, esto es, 850 euros más caro que los Ford Focus 1.6 TDCI 115 cv y Peugeot 308 1.6 e-HDI 115 cv, y 500 euros más económico que un VW Golf 1.6 TDI 105 cv.Un par motor de 300 Nm minimiza la perdida de potencia en relación al 2.2 i-DTEC
El nuevo motor diésel i-DTEC está basado en un bloque de 1.600 centímetros cúbicos con inyección directa por common rail a una presión de 1.800 bares, un turbocompresor de geometría variable de cuarta generación que funciona hasta 1,5 bares, y una nueva caja de cambios manual de seis velocidades más ligera -7 kg- y compacta que ha sido asociada de serie al modo de funcionamiento ECO que incluye el dispositivo Start-Stop de mejora de la eficiencia. Por supuesto se han revisado la fricción entre los elementos móviles del propulsor y la puesta a punto en la recirculación de gases.La caja de cambios manual es más ligera y compacta, pero con el mismo tacto deportivo
En resumen, el objetivo final con esta nueva mecánica es que los reducidos consumos oficiales (3,6 l/100 km) y emisiones de CO2 (94 g/km) no mermasen la potencia final (120 cv a 4.000 rpm) y sobre todo la entrega del par motor (300 Nm a 2.000 rpm), siendo más ágil a bajo y medio régimen y disminuyendo el turbo lag (retardo desde que aceleras y el turbo comienza a funcionar). Dicho lo cual respecto al diésel 2.2 litros de 150 cv, el nuevo motor 1.6 i-DTEC hace del Civic un turismo más lento (10,5 segundos de 0 a 100 km/h) y menos veloz (207 km/h de velocidad punta).
En marcha, el resultado es altamente gratificante. Entre 1.000 y 1.500 rpm, donde otros motores turbodiésel de baja cilindrada vibran en exceso, el bloque 1.6 i-DTEC de nuestro Civic apenas se hace notar; y a partir de 1.500 ‘vueltas’, la progresividad en la entrega de la potencia hasta un amplio abanico que supera las 4.000 rpm es deliciosa e impropia de un motor diésel de su cilindrada. Y siempre manteniendo una suavidad de funcionamiento muy elevada.La progresividad en la entrega de la potencia es impropia de un motor diésel de su cilindrada
Exento de pagar el impuesto de matriculación, como ya ocurre en uno de cada dos compactos que se venden, el nuevo Civic 1.6 i-DTEC es un estupendo corredor de fondo. A su silencioso funcionamiento y su agradable respuesta, este Civic de 120 cv pone sobre la mesa unos interesantes consumos reales en carretera de 4,8 litros a velocidades sostenidas de 140 km/h, una obra maestra de Honda, que también sabe interpretar la moda del downsizing por desarrollar el motor más eficiente.

civicdieselapoyo_964f44bb09f45b7f03ccdd762.jpg


Los cambios mecánicos del Honda Civic 1.6 i-DTEC, basado en la novena generación de unos de los compactos más longevos y universales, han traído consigo una serie de modificaciones técnicas que afectan a la suspensión delantera –manteniendo el eje de torsión posterior- y a una desmultiplicación de la dirección eléctrica menor –ahora de 14,5:1-, ofreciendo un comportamiento neutro y preciso en una conducción rápida. Al volante, el guiado es excelente, la suspensión es firme y permite cambios de apoyo muy rápidos, y el tacto del cambio manual es exquisito y las seis relaciones de la transmisión –sobre todo las cuatro primeras- tirando a cortas incitando a acelerar la marcha en carreteras sinuosas.
a favor- Consumos y precio competitivos- Puesta a punto del chasis- Suavidad mecánica- Interior muy espaciosoen contra- Bajó régimen mejorable- Visiblidad trasera- Acabados interiores sin alardes
Además, el Honda Civic 1.6 i-DTEC monta una parrilla frontal dinámica que se abre o cierra en función de las necesidades de refrigeración del motor o aerodinámicas. En esta materia, los ingenieros de Honda han retocado los paragolpes y los pasos de ruedas para mejorar el choque contra el viento. Por último, el conductor contará con el programa ECO, que aglutina la activación o desactivación manual del Start-Stop (de funcionamiento muy suave, por cierto), el programa ECO Assist que nos pica a ser más eficiente al volante y el ECON Button que modifica la respuesta electrónica y del aire acondicionado.

civicdieselapoyo_631162fb030fddabc45ea8f9d.jpg

La gama Civic 2014 se organiza alrededor de cuatro niveles de acabado, Comfort, Sport, Lifestyle y Executive, dos motores gasolina de 100 y 140 cv y este diésel de 120 cv, y las carrocerías de cinco puertas y la familiar (Tourer). Además, desde primeros de año Honda mejora la seguridad del Civic con diferentes asistentes activos de ayuda a la conducción agrupados en dos packs, ya implantados en bastantes modelos de la competencia.
Con independencia de estas combinaciones, hay algo común en toda la gama Civic: su amplio espacio interior. Bajo ese diseño exterior cuestionado por muchos -su limitada visibilidad trasera por culpa de una luneta dividida en dos partes por la disposición del alerón, es incuestionable-, el Civic 5 puertas ofrece un maletero de ¡477 litros! y soluciones de modularidad interior como unas amplias plazas traseras que pueden desplazarse longitudinalmente o unas banquetas que se pliegan sobre los respaldos (modo butaca de cine). Sin mermar el confort en ciudad, la puesta a punto del chasis favorece una conducción ágil
En la parte delantera, el volante de aro grueso forrado en cuero, el cuadro de instrumentos digital dividido en dos zonas, con la superior sobre el salpicadero destinada al velocimetro, frente al volante en la parte central un dominante cuentarrevoluciones, y todos los mandos de la consola central orientados hacia el conductor, o los pedales terminados en aluminio, transpiran deportividad y están combinados con materiales de buena apariencia y unas correctas terminaciones sin espacio para los adornos superfluos.