Ford Fiesta 1.0 EcoBoost 100 cv: Ahora, con cambio automático Powershift

fordfiestaautomaticopor_a9cfd6ea35559f18610bc9f5b.jpg
Raúl Toledano07 nov 2013
Ford amplía la gama de su utilitario Fiesta, combinando el motor gasolina EcoBoost de baja cilindrada con el cambio automático de doble embargue y seis velocidades Powershift. Únicamente estará disponible con el escalón de potencia de 100 cv y con la carrocería de cinco puertas. Su precio, 16.950 euros.
El motor gasolina de tres cilindros y turboalimentado, con dos niveles de potencia distintos de 100 y 125 cv, sigue dando rédito a la marca del óvalo. Implantada la mecánica EcoBoost de 1.000 centímetros cúbicos en los modelos de tamaño más compacto de la gama, incluyendo el propio Fiesta, es la hora de ofrecer combinaciones diferentes en relación a la transmisión. Y qué mejor que el cambio automático de doble embrague y seis velocidades Powershift para el Ford Fiesta 1.0 EcoBoost de 100 cv de potencia, un binomio que responde a la creciente demanda del cliente Ford ante este tipo de transmisiones, según desvela un estudio de la compañía.Es la primera vez que el Powershift se asocia con el EcoBoost de 100 cv
Con esta caja automática Powershift, el Ford Fiesta ofrecerá unos consumos de 4,9 litros a los 100 km y unas emisiones de CO2 de 114 g/km, unos datos algo superiores a los que consigue el Fiesta EcoBoost de 100 cv con cambio manual de cinco velocidades (4,3 litros y 105 g/km). Respecto a la competencia, este tipo de asociaciones de motores turbo gasolina de baja cilindrada y cajas de cambio automática escasean, al posicionarse como alternativas caras (o deportivas) dentro del segmento B. Competidores de este Fiesta bien podrían ser Renault Clio GT 120 EDC (18.850 euros) o Seat Ibiza 5p 1.2 TSI 105 cv FR DSG (19.400 €), en ambos casos con motores gasolina de cuatro cilindros y 1.200 centímetros cúbicos y con potencias de 120 y 105 cv, respectivamente.4,9 litros a los 100 km y unas emisiones de CO2 de 114 g/km
El Ford Fiesta 1.0 EcoBoost de 100 cv, un motor gasolina de distribución variable y que mediante la sobrealimentación por turbo permite ajustar los consumos y al mismo tiempo ofrecer unas prestaciones de mecánica de mayor tamaño, es ahora junto al Powershift una variante dentro de la gama Fiesta que únicamente estará disponible con la carrocería de cinco puertas y con los acabados Trend (16.950 euros) y Titanium (18.700 €). El sobrecoste del Powershift es de 1.500 euros respecto al Fiesta manual equivalente.
Únicamente disponible con la carrocería de cinco puertas y los acabados Trend y Titanium
Sobre la posibilidad de que el Fiesta más prestacional y deportivo, el ST de 180 cv, incorpore esta misma caja de cambios Powershift, Ford no ha concretado nada, con lo que de momento el subcompacto GTI de la marca tendrá que conformarse con la caja manual de seis velocidades. En esta categoría hay muchos fabricantes que repiten la fórmula de Ford de cambio manual (sin ir más lejos, el Peugeot 208 GTI), sin embargo la opción más circuiteras del segmento, el Renault Clio RS de 200 cv, lo tiene claro: se pasa al cambio automático de doble embrague.

fordfiestaautomatico_7a9bdcff60111c79c8284ec5c.jpg