BMW Serie 4 Cabrio

0
Cuando la comercialización del Serie 4 Coupe acaba de iniciarse, BMW anuncia ya la llegada de la carrocería Cabrio, que estará disponible en nuestro mercado a principios de 2014. Al igual que el anterior Serie 3 Cabrio, el nuevo BMW Serie 4 Cabrio seguirá apostando por la capota dura, lo que le diferencia claramente de sus rivales Audi A5 Cabrio y Mercedes E Cabrio– que continúan creyendo en el clásico techo de lona. A favor del BMW, la “silueta coupe” y la mayor protección al vandalismo, aunque en su contra el techo rígido supone un mayor incremento de peso y una disminución del volumen del maletero superior cuando el techo está recogido. En lo que los tres andarán muy parejos será en el precio, cuyas motorizaciones y acabados modelos básicos rondarán los 45.000 euros en las tres marcas premium alemanas.

Con una plataforma más grande que la del anterior Serie 3 Cabrio, el nuevo BMW Serie 4 Cabrio da un paso adelante en aspecto y se acerca a la imagen del Serie 6 Cabrio (y es que hay que dejar hueco para el futuro modelo más pequeño, el Serie 2 Cabrio). Ahora el chasis tiene una distancia entre ejes de 2.810 mm (5 cm mayor que su predecesor), resultando la carrocería más larga (4,64 metros, 3 cm más), ancha (1,82 metros, 4 cm más) y baja (1,37 metros, 1 cm menos). El maletero también gana 20 litros para pasar a 370 litros de capacidad, aunque este volumen se reduce a 220 litros cuando la capota está plegada.
La capota rígida del BMW Serie 4 Cabrio es lógicamente de accionamiento totalmente automático y tarda 20 segundos en abrirse por completo, operación que se puede realizar con el coche en circulación aunque sólo hasta una velocidad máxima de 18 km/h. Con la capota plegada la silueta de este descapotable es la de un atractivo coupe, aunque como contrapartida este mecanismo junto a los refuerzos del chasis, etc, suponen un incremento de peso de 230 kilos respecto al Serie 4 Coupe, de modo que los Serie 4 Cabrio más livianos pesan 1.680 kilos.

Inicialmente la gama de este deseado descapotable de BMW la compondrán tres motores: el diesel de cuatro cilindros 420d y los gasolina turbo de cuatro y seis cilindros respectivamente 428i y 435i. Todos ellos vienen con una caja manual de seis marchas aunque se pueden pedir opcionalmente con una automática de ocho relaciones, la cual mantienen las prestaciones y rebaja los consumos. El primero de ellos, el diesel, ofrece una potencia de 184 cv y un par motor de 380 Nm, suficientes para acelerar de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y alcanzar los 235 km/h, a la vez que se conforma con 5,1 l/100 km y 133 g/km de CO2 (4,8 l/100 km y 127 g/km con el cambio automático). Los 428i y 435i -de 245 cv y 350 Nm, y 306 cv y 400 Nm respectivamente- alcanzan ambos la velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h, y aceleran de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos el primero y en 6,4 segundos el segundo. Sus consumos son de 8,1 l/100 km y 6,8 l/100 km respectivamente, aunque éstos bajan a 7,5 l/100 km y 6,6 l/100 km si se opta por la caja de cambios automática.Las cajas automáticas de 8 marchas rebajan los consumos y mantienen las prestaciones
Por lo que se refiere a la imagen el BMW Serie 4 tendrá un acabado básico (las llantas de serie son de 17 pulgadas con neumáticos 225/50 R17), las terminaciones Sport Line, Modern Line y Luxury Line, además del paquete deportivo M, en estos cuatro casos con llantas de hasta 18 o 19 pulgadas. Las posibilidades del equipamiento son amplísimas, como las del modelo coupe, y como exclusivas del Cabrio destaca la posibilidad de llevar calefacción en los asientos a la altura de la nuca o el paravientos opcional. Cuando se acerque la fecha de comercialización estaremos en disposición de informar sobre los equipamientos completos así como su listado de precios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.