Take a fresh look at your lifestyle.

Elige el financiamiento automotriz para tu estilo de vida

Has iniciado una nueva etapa y necesitas un auto. Ya has pensado que puedes comprar uno y cuentas con un ahorro, aunque aún no tienes todo para completar su compra.

Sin embargo, sí estás considerando un financiamiento automotriz para poder adquirirlo. Por ello, debes tomar en cuenta tu estilo de vida y situación económica, y sobre todo hacer una planeación que te permita pagar sin que esto interfiera con tus demás gastos.

Foto: Autos (PEXELS)

Si ya tienes esto muy bien identificado, el segundo paso es escoger el auto pensando en sus prestaciones, potencia, consumo de combustible, si quieres uno híbrido, seguridad y amenidades, claro en su imagen pero sobre todo en sus prestaciones y practicidad.

También debes checar que tu presupuesto cubra tanto el costo del auto, de las placas, los trámites de vialidad, la comisión por apertura y el seguro, así como cuánto gastarás en gasolina, estacionamientos y mantenimiento. Toma en cuenta que invertirás, aproximadamente, un 30% de tu sueldo por un tiempo determinado.

Te conviene ahorrar para el enganche, pero si lo necesitas ya, en el financiamiento viene ya incluido. Ahora bien, escoge el modelo que mantenga mejor su valor por si en algún momento decides venderlo recuperes al menos un buen dinero.

Una recomendación que te hacemos es que conozcas muy bien tu financiamiento, ya que hay algunas instituciones financieras que te proporcionan toda la información que necesites para tomar la mejor decisión.

La mayoría de ellas tienen un simulador de crédito que se usa de manera muy sencilla, sólo tienes que ingresar si será un auto nuevo o seminuevo, el modelo, el año (si es seminuevo), el costo, en cuánto tiempo lo quieres pagar, y en unos segundos obtendrás un estimado de lo que te pueden financiar, la tasa de interés, el Costo Anual Total.

En CrediAuto de Scotiabank tienes el beneficio de adquirir también es seguro para tu auto con cobertura amplia, que te protege a ti y a los ocupantes. La primera mensualidad comprende el pago de la comisión por apertura y los intereses por los días transcurridos de la fecha de disposición hasta la siguiente fecha de corte. Además si realizas pagos adelantados no hay penalización. Ésta es una opción para ti y para que continúes con tu estilo de vida sin que te descapitalices.

Otro punto importante es que puedas negociar el pago del enganche, si es que ya tienes este ahorro ya que será esencial para lograr que tu crédito sea menor así como la tasa de intereses. Si bien hay plazos de 12 hasta 60 meses, trata de no alargar tanto el plazo porque si no, terminarás pagando más por tu auto. Aprovecha tus recursos y sobre todo, paga puntualmente y recuerda que tu historial crediticio debe estar lo más saludable posible, de esa manera puedes conseguir mejores tasas y créditos, ya que indica que administras muy bien tus recursos.

Prepara los documentos que te requieran, por lo general son: identificación oficial vigente con fotografía (INE), comprobante de domicilio, recibos de nómina o estados de cuenta, al menos de los tres últimos meses, solicitud de crédito que te dará la institución financiera que hayas elegido, carta de autorización para el buró de crédito, pueden variar pero en esencia estos son los que te pueden pedir.