Volkswagen Passat R-Line

No son sólo sus impactantes parachoques delantero y trasero, es también el alerón trasero en el mismo color que la carrocería, son sus luces traseras oscurecidas con las extensiones en las estriberas y las llantas de aleación de 17 pulgadas “Mallory”. La sensación de dinamismo que transmite por fuera el Volkswagen Passat R-Line se confirma cuando te fijas en los faros antiniebla delanteros con luz estática para curvas y con el marco decorativo cromado, y cuando te fijas en el difusor trasero pintado en negro y en la agresividad y deportividad del tren rodaje deportivo rebajado en 15mm. Por último, en la parrilla del radiador, el logo R-Line pone el envoltorio a este homenaje a la deportividad, completando un todo que desprende deportividad por los cuatro costados.