Toyota Yaris TS

Nos subimos a la nueva versión del modelo más vendido de Toyota, el Yaris. El Toyota Yaris vuelve a experimentar ligeros cambios en su gama, y eso que ya se renovó el pasado mes de marzo. A grandes rasgos, la historia del utilitario japonés se forjó en 1999, mientras que la segunda generación llegó en 2005. Como decíamos, hace menos de una año introdujo algunas modificaciones (incluidas mecánicas), y ahora vuelve a renovar algunos detalles estéticos y a estructurar la gama, pero esta vez sin la aparición de nuevos motores.
El Yaris es el modelo más importante para Toyota Europa, ya que desde su nacimiento ha vendido más de 2,2 millones de unidades, lo que representa el 25% del total de sus ventas. En España la marca japonesa ha ganado este año cuota de mercado, hasta lograr un 5,2% de penetración en 2009, siendo el Yaris su modelo más vendido con 12.545 unidades durante el pasado ejercicio. Si bien estas cifras no le colocan en un lugar tan alto como los Seat Ibiza, Peugeot 207 o Ford Fiesta, debemos recordar que la gama de coches pequeños de Toyota también incluye el Aygo y, desde hace unos meses, el revolucionario IQ.
Unos nuevos pilotos traseros, llantas y tapacubos de diferentes diseño, así como nuevos colores y tapicerías son algunos de los pocos cambios que el Yaris trae para 2010. Asimismo, las tarifas apenas se han tocado, con un incremento de 150 euros, los cuales se puede compensar y mejorar con las ofertas habituales (en enero, entre 350 y 2.000 euros de descuento según versiones). La simplificada gama, que reduce sus niveles de equipamiento a dos Live y TS- arranca en los 11.150 del gasolina más sencillo y finaliza en los 16.450 del diésel automático más completo.