SsangYong Korando

En un mercado que parece estar dominado cada vez más por vehículos SUV de tamaño compacto, la marca coreana SsangYong tras un periodo de serias dificultades económicas da a luz a la reedición del Korando, mostrando un concepto muy diferente al de su antecesor y con cualidades muy europeas. Si aquel que todos recordamos era un auténtico todoterreno, con un diseño cuadradote de estilo todoterreno puro con chasis de largueros y travesaños, un motor de alto cubicaje con potencia media y par motor muy alto y una caja transfer con reductora, el nuevo presenta un concepto mucho más civilizado para los tiempos que corren con una carrocería de tamaño compacto y chasis monocasco, vestido con una moderna imagen dinámica sin perder toda su robustez, pero con un motor más pequeño de 2.0 litros turbodiésel en cuatro cilindros con una potencia elevada hasta los 175 cv y un par motor de 360 Nm que se transmite a ambos ejes o al delantero rebajando los consumos y cuidando más a sus pasajeros en desplazamientos por carretera. Además se ha atendido mucho a su nivel de equipamiento, con elementos de seguridad y confort de última generación.
El nuevo Korando debe su moderno aspecto elegante y dinámico de tipo SUV al especialista Giugiaro y a su empresa Italdesign, que desarollaron el prototipo C-200 híbrido del Salón del Automóvil de Barcelona de 2009 del que deriva este modelo, que han sabido plasmar los cánones del diseño todocamino que ahora más gustan. Se han refinado sus rasgos para rivalizar con los más atractivos modelos del segmento SUV compacto más dinámico como el Opel Antara, al que tiene un cierto parecido estético, al Nissan Qashqai, al Kia Sportage o al nuevo Mitsubishi ASX. Frente a todos ellos, mantiene un precio bastante ajustado contando con que lleva un equipamiento de base sobresaliente, así como existe una versión con tracción total 4x4 muy solvente en campo y el motor más potente del segmento.