Skoda Spaceback TDI 90 DSG

En relación a sus dimensiones exteriores, el Skoda Spaceback es un coche muy grande por dentro. Mantiene prácticamente intacta la habitabilidad interior del Skoda Rapid, recortando únicamente el voladizo posterior para acentuar la compacticidad del diseño exterior, y no se olvida de potenciar uno de los pilares fundamentales en la expansión de la marca Skoda: el maletero. Abriendo el práctico portón trasero, nos encontramos con un cofre de maletero de 416 litros (550 litros tiene el Skoda Rapid), de formas muy regulares, soluciones prácticas (doble fondo o redes), profundo, y con un piso de carga más bajo respecto al voladizo del portón, situado a 68 centímetros del suelo. Abatiendo los respaldos traseros, la capacidad de carga supera los 1.300 litros.