Skoda Octavia RS

El nuevo Octavia RS que Skoda ha preparado para deleitarnos con su salvaje propulsor, unas líneas más radicales y sugerentes, y por supuesto, para derribar aquel mito de que llevar un Skoda es subirse a un Taxi, eso sí, manteniéndose por dentro la gran comodidad que ha caracterizado a este modelo. Estéticamente el cambio es absoluto. Llamativo y dinámico, el diseño destaca por una carrocería rebajada y 20 kilos más ligera, un parachoques sobredimensionado con una novedosa parrilla de abeja escoltada por unas luces diurnas tipo led, y una portentosa toma de refrigeración con el logotipo RS incrustado en su extremo izquierdo. Que no se nos pase por alto las pinzas de freno en color rojo dentro de unas llantas de 17 o un capó abultado en la parte central. Desde la zaga, claro está, el alerón trasero y la doble salida de escape cromada ponen el punto y final a un escultura deportiva cien por cien.