Skoda Citigo

La sencillez del Citigo se combina con la sensación de coche lógico y bien hecho. Resulta cómodo en la postura de conducción, muy suave en el manejo de todos sus mandos, y fiable y preciso en su comportamiento dinámico.