Seat Ibiza Cupra

Haciendo un poco de historia podemos resumir que la variante Cupra del Ibiza nació en 1996, con la segunda generación de este modelo, para conmemorar el Campeonato del Mundo de Rallys en la categoría “2 litros” y con una denominación que proviene de combinar las palabras “Cup Racing”. Pronto el Ibiza Cupra se hizo famoso y se convirtió en un modelo muy deseado, y con la tercera generación del Ibiza la gama Cupra tuvo motorizaciones gasolina y diésel. Ya en esta cuarta generación se incorporó la unidad motriz con doble sobrealimentación –turbo y compresor- y se presentaron realizaciones como la “Bocanegra”. Ahora en 2013 el nuevo Ibiza Cupra llega con mejores ingredientes que nunca, ya que junto a unas ligeras mejoras a nivel de prestaciones y consumos, así como al incremento del equipamiento de serie, se ha rebajado significativamente su precio para hacerlo más accesible.