Saab 9-3 Sport Hatch

Aparece Saab, la sofisticada marca sueca integrada en el consorcio General Motors, para sacar a la luz un sportwagon, el 9-3 Sport Hatch 2.0t XWD, que es especial lo mires por donde lo mires. Constituido para competir con los familiares alemanes Audi, BMW y Mercedes- que colapsan las ciudades y carreteras españolas, el Sport Hatch puede o no agradar, pero es un coche de sensaciones, que no deja a nadie indiferente. Y con una primera conclusión, los ingenieros de Saab no estaban excesivamente preocupados por el espacio.
Sus anchuras líneas atléticas, frontal puntiagudo, luna trasera, diseño en forma de cuña- le aproximan al concepto deportivo, su giro en busca de lo distinguido, de alcanzar el segmento premium interior elegante, materiales y ajustes de alta calidad, todo pensado para que el conductor se sienta como si estuviera pilotando un avión-, y una maquinaria la unidad probada es la del motor gasolina 2.0T XWD de 210 CV de potencia- distinguida y provechosa, cierran el círculo de una marcada personalidad que provoca reacciones enfrentadas.