Porsche Cayman S

El diseño también está a la altura del carácter deportivo independiente de los modelos Cayman. Su ansia de potencia se reconoce al primer vistazo: tono atlético y fuerza apreciables.
Atractivos que definen de forma impresionante a ambos vehículos. Una constante combinación de formas cóncavas y convexas. También un estilo cierto: el propio.
Ya el propio frontal revela la dinámica que atesoran los modelos Cayman. Su rostro ha sido rediseñado La grandes tomas de aire presentan una nueva geometría.
El trazado de líneas de los tirantes confiere un aspecto más enérgico al frontal. El labio de spoiler delantero ha sido agrandado. Para un empuje ascensional nuevamente reducido en el eje delantero.
Las aletas delanteras con los grupos ópticos integrados confieren a los modelos Cayman un rostro pronunciadamente deportivo.
Los faros delanteros han sido completamente rediseñados. Ambos modelos equipan de serie faros halógenos, luces de posición LED y luces antiniebla integradas en las tomas de aire exteriores. Los faros Bi-Xenon con luz de curva dinámica, incluida la luz de conducción diurna en tecnología de LED, se encuentran disponibles opcionalmente.
Si seguimos la clara línea a través de los laterales hacia la trasera, pasando por los retrovisores exteriores, de mayor tamaño y nueva geometría, podemos comprobar que el impresionante diseño no cesa. El vuelo fuertemente pronunciado de las aletas delanteras y traseras, así como la forma de las puertas, resaltan el talle.
Típicamente coupé, la fluida y alargada transición hacia la trasera que arranca visualmente de los pilares A formando tenso arco. El afilado contorno de los faldones laterales simula la corriente de aire hacia las tomas de aire laterales, cuyos tirantes verticales proporcionan un gran caudal. La parte posterior de las ventanillas laterales se alza en un dinámico escorzo hacia arriba. Por encima de las mismas discurren otras dos líneas que transfieren estéticamente toda la tensión a la trasera. Una de ellas desemboca en una junta de filigrana que enmarca la amplia luneta trasera.
La segunda viene a morir a la altura de los pilotos traseros con tecnología de LED. El atractivo alerón partido desplegable reduce adicionalmente el empuje ascensional del eje trasero.
Debajo, el signo visible del típico y denso sonido Porsche: la nueva salida de escape de acero inoxidable, en el Cayman S en formato de salida doble de escape. Integrada en la nueva trasera.
La estampa específica de cada uno de los modelos Cayman queda redondeada por los nuevos diseños de las ruedas. El Cayman calza de serie ruedas de 17 pulgadas, el Cayman S de 18. También hay disponibles con carácter opcional para ambos modelos dimensiones de hasta 19 pulgadas.
El resultado de todas estas medidas: una estética impresionante. Y una refinada aerodinámica. La consecuencia, un coeficiente aerodinámico de 0,29.
Los modelos Cayman. Tienen un aspecto más maduro. Más dinámico. Y en cuanto a estilo confían en una sola dirección: la suya propia.