Opel Cabrio 1.4T Excellence

Con su clásica capota de lona, que se abre de forma totalmente automática en 17 segundos y en marcha hasta una velocidad máxima de 50 km/h (o bien en parado desde el mando a distancia), el elegante descapotable de Opel sigue ofreciendo un gran espacio tanto para los ocupantes como para la carga. De hecho, el maletero ofrece 380 litros de volumen cuando la capota está cerrada, o 280 litros si se circula a cielo abierto.
El nuevo Opel Cabrio no tiene mucho que ver con el anterior Astra Twin Top de techo duro lanzado en 2006. Es mucho más rígido (un 43% más en torsión y un 10% más en flexión) así como más ancho de vías (5,6 cm delante y 7 cm detrás) y más largo en su distancia entre ejes (7,1 cm). Así las cosas la carrocería del Opel Cabrio mide 4,70 metros de largo y 1,84 metros de ancho, por lo que tiene unas dimensiones ligeramente superiores a las de los Mercedes E Cabrio y Audi A5 Cabrio. De hecho Opel pretende ser la alternativa económica a estos descapotables premium más que un rival directo de los Eos, 308 o Megane. Si nos fijamos en él con la capota bajada, el Opel Cabrio se caracteriza por una banda cromada que recorre su perfil y por la ausencia de arcos que estropeen su elegante figura. Cerrado, el nuevo descapotable alemán presenta una imagen muy deportiva y armoniosa gracias a su capota fabricada en materiales de alta resistencia que se puede pedir en tres colores diferentes y combinar así con las diez tonalidades de su carrocería.