Nuevo Mini E

Salvo porque se elimina la fila de asientos traseros, del Mini E se puede decir que conserva la mayoría de los aspectos prácticos de un vehículo convencional, y los combina con una ausencia total de emisiones de CO2, una circulación prácticamente silenciosa y un gasto nulo de combustible