Motor Show Festival 2011

El Motor Show Festival volvió a ser el Salón de la Pasión
La octava edición del MSF de Zaragoza acercó a los aficionados lo mejor de los clásicos, los deportivos, el tuning , los más importantes preparadores de car-audio, el espectáculo del drifting, las acrobacias sobre 2 ruedas y la competición.
Desde los clásicos hasta los futuristas deportivos eléctricos, sin olvidarnos de los coches de competición, los F1, los F3000, coches de rallíes y de circuito, todo tiene cabida en el MSF, un salón donde todo esta pensado para el disfrute del visitante.
Especial mención merece la exposición Ferrari, donde una docena de los Ferraris más legendarios hacían la delicia de los aficcionados más entendidos. Allí pudimos admirar tanto el Ferrari 500 de Ascari, con el que la Scudería ganó su primer campeonato del mundo, como el Ferrari F10 con el que Alonso estuvo a punto de conseguir el título tras una espectacular remontada el año pasado.
La zona de personalización de vehículos, donde los más curiosos se quedaban boquiabiertos con algunos de los show cars de los fabricantes de car-audio más espectaculares, volvió a ser una de las más transitadas del Motor Show Festival de Zaragoza. También el espectáculo de la Carrera de Campeones, el drifting, la concentración de tuning, y el meeting VAG, dinamizaron un salón que sigue representando el lado más lúdico del mundo del motor.