Mini Cooper SD Coupé

Si el conductor quiere averiguar cuánto son 7,9 segundos, solo tiene que acelerar de cero a 100 km/h. Durante este sprint, el MINI Cooper SD Coupé muestra a partir de los 80 km/h que se trata de un atleta de pura raza. Al alcanzar esta velocidad despliega automáticamente su alerón trasero. Este garantiza un agarre óptimo sobre el asfalto reduciendo las inestabilidades del eje trasero.