Mini Cooper S Clubman

De su diseño, antes que nada llama la atención el innovador concepto de las puertas. Se trata de un coche de cinco puertas muy especial, pues a las puertas delanteras del conductor y de su acompañante, se suman una puerta lateral en el lado derecho y otra puerta de dos alas como portón trasero. Esta puerta del maletero constituye la reinterpretación de un detalle auténtico de sus antecesores clásicos (hubo un Mini de este estilo ya en los años 60). La puerta adicional del lado derecho se abre en sentido contrario para permitir un acceso más cómodo a los asientos traseros. Por razones de seguridad, esta puerta posterior adicional del lado derecho únicamente se puede abrir si está abierta la puerta delantera. Como es habitual en Mini, el Clubman también podrá personalizarse con muchísimas combinaciones de color para techo, carrocería, marcos de puertas, etc.