Mini Cooper S Cabrio

La versión descapotable del pequeño Mini, uno de los cabrios más exclusivos y originales del mercado, se renueva para ofrecer un producto aún más completo y selecto en esta segunda generación, convirtiéndose en una de las piezas clave para la marca durante este 2009. Todas las cualidades de este nuevo Mini Cabrio mejoran frente a la anterior generación, con un diseño mucho más refinado, una mayor ergonomía para el conductor y los pasajeros y unas mejores aptitudes mecánicas, con más potencia y menores cifras de consumo y emisiones.
Estas destacables cualidades le colocan en el extremo más premium dentro del segmento de los compactos con carrocería descapotable, desmarcándose de posibles rivales de otras marcas, como del pequeño Fiat 500C, con potencias más escasas y precios algo inferiores o del Audi A3 Cabrio, con un tamaño mayor, potencias más elevadas y un precio muy superior. En definitiva, el Mini Cabrio lucha en solitario para cautivar a quien busque un cabrio para cuatro personas, de dimensiones contenidas, con grandes dosis de exclusividad y lujo y que, además, conceda unas sensaciones extremadamente deportivas. El precio tampoco es muy alto, comenzando en los 23.900 euros para la versión Cooper Cabrio de 120 cv y llegando hasta los 34.830 euros en la versión Cabrio del deportivo John Cooper Works de 211 cv, que llegará para final de año acompañado de la versión One.