Honda CR-Z

Las características fundamentales del nuevo CR-Z son, por una parte su innovador diseño de coupé deportivo de tamaño muy reducido derivado de la plataforma de su hermano mayor también híbrido Insight, con una longitud de 4,080 metros y una anchura 1,740 metros, que brinda una agilidad excelente, un diseño interior ultramoderno y tremendamente ergonómico para favorecer el estilo de conducción más directo y la combinación de un conjunto motriz formado por un propulsor de gasolina de 1.5 litros i-VTEC y por un motor eléctrico IMA colocado entre el embrague y el de gasolina que asiste siempre a aquel para entregar una potencia conjunta de 124 cv a 6.100 rpm, logrando unas prestaciones realmente satisfactorias y nunca antes vistas en un vehículo híbrido.
El lanzamiento del CR-Z, que ya está vendiendose en Japón, está previsto para el 6 de junio y a unos precios bastante ajustados para tratarse de un modelo deportivo, puesto que parte desde los 21.900 euros para la versión básica Sport, pasando por los 23.400 euros de la versión intermedia y muy equipada GT y alcanzando los 25.200 euros para versión más completa de la gama GT Plus, donde no falta ni el techo solar. Además permite personalizar el estilo deportivo con dos líneas de accesorios, la línea Carbon, con accesorios de color oscuro y la línea Chrome, con detalles cromados.