Fiat 500 Abarth

La pequeña bomba de la marca del escarabajo ahora bajo la tutela de Fiat-, el Abarth 500, confiere unas prestaciones sobresalientes, unas reacciones sumamente ágiles, una aceleración brutal y un carácter deportivo gracias a sus 135 CV de potencia (motor turboalimentado 1.4 turbo-jet que el grupo italiano ya ha montado en el Grande Punto Abarth y el Alfa Romeo Mito), unas suspensiones endurecidas y un chasis modificado respecto al Fiat 500- que distingue a este minúsculo y potente bólido que presenta su mayor lastre en el precio final: 18.500 euros por los 13.500 del Citroën C2 1.6l 16 V VTS, los 15.380 del Renault Twingo RS.
Es un coche pensado, indiscutiblemente, para una conducción rápida y agresiva en carretera: asientos deportivos con los reposacabezas integrados, volante y palanca de cambio forrados en cuero, reloj que indica el momento óptimo para cambiar de velocidad, el Blue&Me TM MAP, un sistema de telemetría donde se recogen todos los datos de la circulación (al estilo Fórmula Uno), o el control electrónico de estabilidad con ayuda al arranque en pendientes (Hill Holder).