Crash test delantero Toyota Yaris HSD

El crash test delantero al que se enfrenta el Toyota Yaris Hybrid es un choque a una velocidad de 15-16 km/h contra un bloque cuadrado de aceró y hormigón de 40 toneladas para conseguir que no absorba nada de energía, y así ver la capacidad de resistencia de los materiales.