Citroën en Ginebra 2010

Citroen presenta en el Salón de Ginebra de 2010, su espectacular prototipo conceptual Citroën Survolt. Un nuevo vehículo eléctrico distintivo, que asocia el dinamismo de la competición automovilística con el glamour y la extravagancia de la alta costura. Con sus dimensiones compactas (3,85 m de largo, 1,87 m de ancho y 1,20 m de alto), el Survolt retoma los códigos estilísticos de los vehículos deportivos, haciéndolos suyos y creando un concepto inédito y revolucionario.
El Survolt, adelantado a su tiempo, destaca por su innovadora tecnología, respetuosa con el medio ambiente. A imagen del Revolte, el Survolt se mueve con un modo de propulsión eléctrica, lo que le permite combinar deportividad y prestaciones con el respeto por el medio ambiente y con el desarrollo sostenible. Esta solución tecnológica, todavía rara en el mundo de la competición, encarna también una alianza que podría parecer imposible, pero CITROËN se atreve a transgredir las convenciones. Este modo de propulsión combina placer de conducción, sensaciones, prestaciones y dinamismo, con el confort que aporta el silencio.