Citroën DS3 THP 150

Con la seguridad que supone el triunfo rotundo de las últimas novedades, C3 Picaso y C3, Citroën ha querido ir un paso más allá. A nivel de mercado global no es que aspectos como la configuración de un coche o un diseño más radical sean la bomba. Pero sí que para Citroën romper con las ataduras del pasado y modernizarse de tal manera es un logro que hay que mencionar y aplaudir. Antiretro, denominan a la nueva estrategia de imagen de los DS. Concretamente, el DS3 tiene un estilo propio, futurista y agresivo, que conjuga a la perfección con un magnífico comportamiento global, que se transforma en extraordinario cuando hay que retorcer su rutilante chasis por rutas con mucha curva. Su techo flotante con multitud de colores, su alerón de tiburón, unas entradas laterales con luces led, unos pasos de rueda sobredimensionados, unas llantas de hasta 17 pulgadas para los más presumidos y un pequeño spolier en la parte trasera configuran un coche en el que se fusiona elegancia, tecnología y calidad.