BMW X5 3.0D

El BMW X5 no pretende ser un todo terreno como los demás ni tampoco un SUV (Sport Utility Vehicle). La marca lo define como un SAV (Sport Activity Vehicle), poniendo el acento en su dinamismo en carretera y exclusividad, distinguiéndolo de la competencia por su imagen deportiva. Imagen que también comparte con un consumo ya muy razonable junto a un alto nivel de ingeniería y seguridad.