BMW X3 3.0d

El cambio automático Steptronic de ocho velocidades es tan rápido y suave que lo único que revela su actividad es el movimiento de la aguja del cuentarrevoluciones. Las relaciones añadidas y la menor separación entre ellas reducen el intervalo entre regímenes de cambio del motor, de modo que el paso de tercera a cuarta, por ejemplo, es casi imperceptible. La conducción se hace más dinámica, más eficiente y más cómoda.