BMW Serie 3 Touring 320d 2010

Nos colocamos al volante del nuevo BMW Serie 3 Touring. Tras el reestiling, cuenta con un frontal con personalidad curvo con amplias tomas de aire y la elegante forma de los faros desvían el aire en todas las direcciones al pasar por el arco poderoso del capó con sus líneas de carácter que se estrechan hasta acabar en el emblema. Al acelerar, con las largas líneas curvas de su zaga ligeramente inclinada y luces traseras en forma de L características de BMW, desaparece con la misma rapidez con la que llega: el BMW Serie 3 Touring continúa sin inmutarse dejando la resistencia al viento tras de sí.
Eche una ojeada al interior del puesto de conducción y al inconfundible panel de instrumentos e inmediatamente se dará cuenta de que dentro del BMW Serie 3 Touring se oculta todo un mundo de descubrimientos: molduras interiores en madera noble, Titan o aluminio complementan en perfecta sintonía los colores, los materiales y el acabado de cromo de gran calidad que acentúan la gran amplitud del interior del vehículo. Se le perdonaría que pasara por alto los instrumentos, situados en el lugar perfecto, allí donde se espera encontrarlos.
Compacto en el exterior y amplio en el interior, el BMW Serie 3 Touring ofrece a los pasajeros mucho espacio para las piernas y la cabeza. Cuando el asiento trasero está en posición vertical, el maletero ofrece 460 litros de capacidad. Sin embargo, los asientos posteriores se pueden abatir en dos zonas separadas en una proporción de 60:40, lo que permite aumentar la capacidad total del maletero hasta unos impresionantes 1.385 litros. Dispondrá de un espacio suplementario, debajo del suelo del maletero, con sujeciones o un revestimiento reversible y una cubierta protectora integrada.