BMW M6

No importa cuál de sus facetas muestre el M6:, su deportividad y elegancia cautivan a cualquiera. Su frontal, con amplias tomas de aire o el diseño de los laterales, dibujan la perfecta forma aerodinámica tan característica en los modelos M . Su poderosa parte trasera con cuatro tubos de escape y un difusor hexagonal realzan el gran ancho de vía del vehículo.
Las curvas dinámicas del exterior se prolongan de forma sistemática en el interior. El resplandor blanco procedente de los estribos iluminados del M6 añade un toque de distinción. El puesto de conducción impresiona por su perfecta elegancia y por una muestra convincente de funcionalidad. Los asientos M ergonómicos de anchura regulable del respaldo convierten la conducción al límite, en un placer con estilo. El cuero Merino de lujo es un festín para los ojos y los dedos. Todos los colores y materiales se complementan a la perfección, lo que añade matices decisivos para enriquecer aún más el placer de conducir.
Basta una ligera presión del acelerador para que el motor muestre su potencia descomunal. Cinco litros de cilindrada y 507 CV son rendimientos que sólo suelen encontrarse en los coches de carreras. El régimen máximo alcanza el valor impresionante de 7.750 rpm, con el motor respirando poderosamente a través de las diez válvulas de mariposa. En combinación con el sistema doble Vanos de control de los árboles de levas, responde sin vacilar. El sistema electrónico de alto rendimiento con control de la corriente ionizada de detonación permite explotar plenamente la potencia del motor a alto régimen.
Gran estabilidad de conducción y tracción óptima, sobre todo a la salida de curva: el bloqueo variable del diferencial M se encarga de eso. El uso de esta función previene eficazmente el deslizamiento de las ruedas motrices. Incluso cuando el agarre de las ruedas varía enormemente, como ocurre sobre nieve, gravilla o hielo, el bloqueo del diferencial M suministra esa tracción suplementaria decisiva. Los conductores deportivos valoran el sistema porque optimiza la conducción y al mismo tiempo aumenta el empuje de la tracción trasera.
La enorme aceleración del BMW M6 se complementa con una potencia de frenado formidable. A una velocidad de 100 km/h, el M6 se detiene en menos de 36 metros, y en apenas 140 metros si va a 200 km/h. En el corazón del sistema de frenos de alto rendimiento se encuentran los frenos de disco Compound, perforados, ventilados y con un peso especialmente optimizado. Estos frenos poderosos están montados sobre las anchas llantas forjadas de 19 pulgadas, diseñadas especialmente para el M6. También ellas contribuyen considerablemente a la seguridad de conducción gracias a los neumáticos especiales para alta velocidad.
Las llantas de 19 pulgadas desarrolladas exclusivamente para el BMW M6 son de aluminio forjado y pesan 1,8 kg menos que una llanta clásica de aluminio fundido. Los cinco delicados radios dobles dejan ver claramente los discos y las pinzas flotantes del sistema de frenos. Los neumáticos de alta velocidad de serie se han diseñado para proporcionar una dinámica y una seguridad extremas.
Incluso antes de entrar, el resplandor blanco de los estribos iluminados del M6 es una indicación de un diseño interior prestigioso. Los espejos de las puertas, la consola central, los reposabrazos y, si se solicita, el panel de instrumentos están todos acabados en cuero Merino de primera calidad. El revestimiento interior del techo en Alcantara y la gama típica de molduras interiores M de aluminio cepillado o maderas nobles completan el ambiente exclusivo.
Un estilo de conducción deportivo es un desafío para el hombre y la tecnología. El ajuste preciso de los asientos M proporciona al conductor el mejor apoyo para el cuerpo, incluso en curvas extremas. Se pueden cambiar los ajustes de la anchura del respaldo, el apoyo de los muslos y el sistema de calefacción del asiento. El apoyo lumbar con almohadillas neumáticas es regulable para proporcionar un soporte óptimo de los músculos de la espalda. Todos los valores se pueden memorizar individualmente.
Un total de seis airbags de serie ofrecen al conductor y al acompañante protección total. Pero aún más importante que el número de airbags es su sistema de control. El sistema de seguridad inteligente, o Electrónica de Seguridad Avanzada (ASE), garantiza que cada airbag se hinche hasta el nivel correcto, minimizando los efectos del impacto.