BMW Efficient Dynamics

El origen de todo esto es el Protocolo de Kyoto, con unas directrices elaboradas por la mayoría de países mundiales en busca de una reducción notable de las emisiones nocivas hacia el medioambiente para evitar el calentamineto global y la destrucción de la capa de ozono. Por ello, marcas independientes del automóvil como BMW, comenzaron a desarrollar fórmulas para reducir las emisiones y optimizar la conservación del medioambiente. En la marca muniquesa lo han llamado Efficient Dynamics, puesto que sus vehículos modernos además de caracterizarse por una evidente deportividad y dinamismo, también persiguen conseguir unas reducidas cifras de consumo y, por consiguiente, de emisiones.