Audi A1 Sportback 2.0 TDI S-Line

Los diseñadores del nuevo modelo, con el canadiense Dani Garand al frente, se han esforzado por mantener la silueta de mini compacto deportivo que ha colocado al A1 al nivel de los colosos de la categoría, Mini, Citroën DS3, Fiat 500 o Alfa Mito, pero ahora con las puertas traseras perfectamente integradas en su conjunto, el Audi A1 Sportback se posiciona por confort y habitabilidad a la altura de los utilitarios de enfoque más familiar, como pueden ser sus ‘primos’ Volkswagen Polo y Seat Ibiza, y en la competencia Opel Corsa o Peugeot 208, todos disponibles en carrocerías ‘hatchback’ de tres o cinco puertas.