Abarth 500C esseesse

Este Abarth 500 C con el Kit esseesse es muy chic y muy divertido en su conducción, además de poseer el encanto de pertenecer a una marca de larga tradición deportiva, algo que los verdaderos aficionados al automovilismo sí valoramos. La verdad es que este coche prácticamente no tiene rival en el mercado, pues sólo uno de los que encontramos en las listas de precios reúne unos ingredientes similares, otro capricho que también probamos en Autocity: el Mini Cooper S Cabrio. El de BMW es algo más potente y casi 6.000 más caro, pero ambos calcan el tiempo registrado en aceleración de 0 a 100 km/h: 7,6 segundos (tiempo con la caja de cambios automática en el Mini, en el Abarth es la única posibilidad).