•  
home Jaguar S-Type

Pruebas

Jaguar S Type 2.7D El más suave y silencioso

Pruebas | 28/08/2004
Jaguar S Type 2.7D: El más suave y silencioso
a fondo :: Jaguar S Type 2.7D
Que Jaguar está realizando algunos de los mejores coches de su historia puede parecer una afirmación arriesgada, pero desde luego hace muchas décadas que este fabricante inglés de coches exclusivos no ofrecía una gama tan atractiva y competitiva como la que tiene en la actualidad. El motor diesel que incorpora la berlina S Type es el mejor ejemplo de los renovados aires que corren en la marca de Coventry.
 

Inicio

EL MAS AGRADABLE Y SILENCIOSO

Que Jaguar está realizando algunos de los mejores coches de su historia puede parecer una afirmación arriesgada, pero desde luego hace muchas décadas que este fabricante inglés de coches exclusivos no ofrecía una gama tan atractiva y competitiva como la que tiene en la actualidad. El motor diesel que incorpora la berlina S Type es el mejor ejemplo de los renovados aires que corren en la marca de Coventry.

  Hace dos años el S Type recibió importantes modificaciones técnicas a todos los niveles, mejorando de forma notable el comportamiento dinámico, la seguridad, la comodidad y las prestaciones con la introducción de motores más potentes. Pero faltaba un diesel, y es que Jaguar nunca había osado fabricar motores rudos, humeantes y ruidosos. ¿Herejía o cuestión de interpretar los deseos del mercado? Jaguar ha interpretado a su manera lo que debe ser una gran berlina de lujo con motor diesel, dotando al S Type de un motor 2.7 litros con doble turbo que no es el más potente porque su cilindrada es la más baja de su clase, todo hay que decirlo, pero a cambio es el más silencioso, suave y equiparable en funcionamiento a un propulsor de gasolina de cuantos motores de gasóleo hay actualmente en el mercado.

Además, al tiempo que se ha introducido este nuevo motor se ha realizado un rediseño general del modelo que aporta frescura comercial frente a una competencia muy dura y en todos los casos con un diseño más actual. Lo que le queda a Jaguar es cuestión de un cambio generacional para que el S Type se ponga al día en lo único que puede reprocharse frente a sus más fieros rivales: agilidad y ligereza constructiva, y a juzgar por lo que han conseguido con el XJ de aluminio, el éxito está garantizado. Donde no le deja nadie atrás es en acabados, finura de funcionamiento y sensación de calidad.

Carlos Lera, Autocity
23 de Agosto de 2004

Comportamiento

a fondo :: Jaguar S Type 2.7D 2


COMPORTAMIENTO

Que el S Type me gusta especialmente es algo que no le voy a negar a nadie. Reconozco de entrada que no es una actitud demasiado objetiva, pero ante todo hay que ser honrado. El S Type me gusta porque combina el lujo con una mezcla de tradición y tecnología que no se encuentra en los coches alemanes, más impersonales uno a uno, aunque también dinámicamente hoy por hoy más eficaces.

El S Type permite mantener cruceros muy elevados sin que la comodidad se vea alterada en absoluto, especialmente si el coche está equipado con la suspensión adaptativa CATS (1.040 euros) que ajusta los tarados de amortiguación automáticamente en función de la conducción, el estado de la carretera y la velocidad. A pesar del tener bajo el capó una mecánica diesel el sonido que se aprecia desde el interior engaña porque llega un rumor muy amortiguado y que pasa perfectamente por el sonido de un motor de gasolina.

La dirección tiene un tacto muy suave, incluso en los primeros kilómetros parece demasiado ligera, no da confianza hasta que se recorre una cierta distancia pero después resulta muy agradable y exquisita de funcionamiento. El tacto de los frenos también se decanta hacia la suavidad, aunque superada la parte esponjosa de su recorrido el pedal mantiene una buena firmeza cuando se exige una deceleración importante.

En cuanto a las reacciones dinámicas, la actitud del S Type diesel no difiere del resto de la gama. Los motores diesel, habitualmente más pesados que los de gasolina, suelen hacer a los coches más torpes de dirección y menos eficaces en el tren delantero, pero este no es el caso. Además el capó es de aluminio y ahí se ahorra algún que otro kilito que puede compensar, pero la berlina de Jaguar mantiene sus características dinámicas respecto a las versiones equipadas con motor V6 de gasolina. Poco sobrevirador, incluso algo lento a la hora de meterse en las curvas, la ligera flotación del tren delantero es la única nota criticable en una berlina cómoda y a la que hay que llevar a un ritmo muy fuerte en carreteras lentas (personalmente creo que este es un uso inadecuado para este tipo de coche) para llegar a echar de menos un poco más de agilidad.

Motor

a fondo :: Jaguar S Type 2.7D 3


MOTOR

Ya he comentado algunas características del motor en otros apartados, pero ahora vamos a entrar más en detalle. La cilindrada es de 2.720 centímetros cúbicos, el bloque está realizado en una ligera aleación de hierro grafitado y los seis cilindros en uve están alimentados por 24 válvulas, consiguiendo un rendimiento máximo de 207 caballos a 4.000 revoluciones por minuto y un buen par motor de 435 Nm a 1.900 rpm.

Hace gala del mejor rendimiento de la categoría comparando las cifras obtenidas con las magnitudes de la competencia. El motor diesel del S Type ofrece una potencia específica de 76,1 cv por litro de cilindrada que está por encima de todos sus rivales. Incluso el poderoso nuevo motor tres litros del Audi A6 tiene un rendimiento específico inferior: 75,49 cv/l. Mercedes apuesta por rendimientos más conservadores, mientras BMW por el momento no se acerca a estas cifras con el 525d y tampoco con el 530d, aunque el próximo 535d con tres litros de cilindrada y nada menos que 272 caballos fulmina todos los registros, pero todavía no está a la venta.

La alimentación cuenta un turbo de geometría variable por cada bancada de cilindros, inyección por common rail de segunda generación e inyectores piezoeléctricos de gran precisión. El acelerador cuenta con la respuesta típica de la sobrealimentación en la forma de responder a la posición del pedal pero no se percibe un momento brusco en la llegada de los caballos y sí una ascensión progresiva que podría confundirse con un seis cilindros de gasolina... si no fuera porque se acaba mucho antes a pesar de tratarse de uno de los diesel que mejor estira del mercado. A cambio, y pese a que la marca anuncie el par máximo a 1.900 vueltas, tiene menos fuerza a bajo régimen y agradece girar levantando la aguja del tacómetro por encima de 2.500 vueltas. En cualquier caso como el sonido no molesta en absoluto y estira más de lo habitual no supone ningún inconveniente; ni siquiera por consumos, ya que en nuestra prueba se conformó con 7,6 l/100 km de media, muy cerca de los 7,1 que anuncia la ficha técnica oficial.

El cambio de marchas manual de seis velocidades exclusivo para este motor se acciona sin estorbos y con comodidad. Es una caja ZF que tiene exactamente el mismo tacto que la de los BMW Serie 5, y por tanto supongo que será básicamente la misma.

Por lo que respecta a las prestaciones las cifras absolutas son discretas porque le toca entrar en comparación con coches más ligeros y motores de mayor cilindrada en casi todos los casos y sus 1.722 kilos de peso ahogan en parte la brillantez del motor. Así las cosas acelera de cero a cien en 8,5 segundos y alcanza una velocidad punta de 230 km/h, números que en cualquier caso no están nada mal.

   

0 COMENTARIOS:

 

servicios al conductor

camisetas

Tienda de F1

La ropa del paddock

autocaravas

Autocaravanas

Viajes y rutas