VW Beetle R-Line y Herbie

0

fotos de la comparativa VW Beetle R-Line y Herbie

Nos colocamos al volante de dos versiones muy especiales del Volkswagen Beetle del siglo XXI: una más deportiva, correspondiente a la familia R-Line, y otra más genuina, divertida y original, el Beetle 53 Edition, o simplemente para los amigos “Herbie”.

El Volkswagen Beetle se reeditó en 2011 perdiendo el primer apellido “New” y asumiendo unas líneas exteriores más dinámicas y musculosas, con un cierto aire en su trasero al coupé de la marca Scirocco. Para algunos lo ha conseguido, para otros no tanto, pero de cualquiera de las maneras, estamos ante el Beetle menos Beetle y más Volkswagen.

El Herbie o Beetle 53 Edition es una edición especial con la que Volkswagen conmemora a un coche de película, el Beetle que dio el saltó a la gran pantalla de la mano de Disney en la película de 1968 ‘Ahí va ese bólido’.

Como aquel primer Herbie, este inconfundible Beetle 53 Edition presume de su franja tricolor en rojo, blanco y azul, recorriendo toda su carrocería, con el dorsal 53 en el capó y unas llantas “Type One Desing” plateadas de 17” que realzan su imagen retro.

Atrevido, desenfadado y un objeto de culto para los acérrimos del modelo, el Beetle 53 Edition se oferta en una horquilla de precios de entre 22.090 y 27.980 euros con motores gasolina TSI de 105 cv y diésel TDI de 105 y 140 cv, éste último con la posibilidad de combinarlo con el cambio automático DSG de seis velocidades.

El dorsal ’53’ de Herbie en el capó abombado y las siglas ‘Escarabajo’ en el portón trasero son dos guiños al pasado glorioso de este automóvil que motorizó un país como Alemania.

Más de 80 años después de su creación, el Volkswagen Tipo 1 (T1) sigue siendo un automóvil icónico y reconocible en el ideario de cualquier mortal por el nombre de “Escarabajo”, en cualquiera de sus formas o versiones, y con el nombre comercial de turno, ‘New Beetle’, ‘Beetle’…

Contra las estilosas llantas de estilo retro que monta el Beetle 53 Edition, el Beetle R-Line destaca por unas espectaculares llantas deportivas de 18 pulgadas PG Desing sobre unos neumáticos más grandes de 235/45.

Mecánicamente, las intenciones de uno y otro también son muy diferentes. En el Herbie, la combinación propuesta por Volkswagen es la del motor turbodiésel 1.6 TDI de 105 cv de potencia, con cambio manual de cinco velocidades, mientras que en el Beetle R-Line se monta el dos litros TDI de 140 cv de potencia con la transmisión automática DSG de seis velocidades.

Visto desde sus tres cuartos delantero, el Beetle R-Line destaca sobre todo por sus taloneras en el color rojo de la carrocería con una fina aplicación cromada, y el paragolpes delantero con una apertura inferior central.

La familia R-Line, ya presente en otros modelos de la marca modificando aspectos estéticos y técnicos respecto a las versiones estándar, se oferta en el caso del Beetle con motores gasolina 1.4 TSI de 160 cv, 2.0 TSI de 200 cv, y diésel 2.0 TDI de 140 cv, todos con cajas manuales de seis velocidades o la transmisión automática DSG, bien de seis o de siete relaciones, según la motorización.

El Volkswagen Beetle R-Line destaca en su parte trasera por el alerón bitono color rojo por abajo y negro en la zona superior y un difusor específico, acentuando su imagen de coupé deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.