Subasta de Amelia Island

0

fotos Subasta de Amelia Island

La estrella de la subasta fue el que probablemente sea el Porsche 907 más exitosos de todos los tiempos, un Longtail de 1968 que logró el podio en las 24 Horas de Le Mans y las 24 Horas de Daytona. Por ello hubo un coleccionista que pagó 3,6 millones de dólares por este coche.

El segundo modelo más cotizado en el ranking de Amelia Island fue un Porsche 718 RSK de 1959, una pequeña joya con motor de cuatro cilindros y 1,5 litros de cilindrada que desarrollaba 148 cv.

Un Porsche 959 Sport del 88 se vendió por 1,1 millones de dólares, pues contaba con sólo 5.965 millas y pertenece a la serie espacial Sport de sólo 29 unidades.

El Ferrari 250 GT Europa del 55 vendido por 2,5 millones de dólares, lo cual supuso el récord de recaudación por la venta de un 250 GT Europa en una subasta.

Los otros protagonistas de la subasta de Amelia Island fueron los BMW, la mayoría con precios no tan desorbitados, pero con un creciente interés entre los coleccionistas. Sí se logró colocar entre el top ten un precioso roadster 507 de 1958, el cual se vendió por 1,8 millones de dólares.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.