Opel Insignia 2.0 CDTi Sports Tourer 163 cv

0

fotos de la prueba del Opel Insignia 2.0 CDTi Sports Tourer 163 cv

El Insignia 2014 es renovado por Opel cinco años después de su lanzamiento. No se puede hablar de una nueva generación, pero sí de profundos cambios en el habitáculo, equipamientos y motores, y modificaciones más discretas en el diseño exterior y el chasis.

Apenas se percibe el cambio si el nuevo Opel Insignia es visto desde su frontal, donde el la línea de diseño resulta continuista respecto al modelo saliente. A simple vista, el frontal apenas cambia por unos faros más estilizados, una parrilla más baja y ancha que ayuda a mejorar el coeficiente aerodinámico, y nuevas ópticas antiniebla.

Con los mismos 4,84 metros para los 4p y 5p y 4,91 m para el familiar, el Opel Insignia ha ganado musculatura en el tren trasero y apenas cambia de personalidad por delante, donde los últimos patrones de diseño de la marca del rayo siguen estando muy presentes.

Como en otros modelos de Opel la carrocería familiar se denomina Sports Tourer, una variante muy capaz en el caso del Insignia que con sus 4,91 metros de longitud ofrece unas cotas interiores solventes para toda la familia.

Más atrevido resulta el diseño de la trasera, donde Opel simplemente ha cambiado los grupos ópticos (idénticos al Cabrio) y se ha recolocado la moldura cromada transversal que los unía, dando un aspecto más elegante al conjunto del Insignia.

A España llegarán cuatro motores diésel, otros cuatro gasolina y una variante GLP. Todas las mecánicas diésel están basadas en el bloque 2.0 CDTI, de inyección directa y sobrealimentados. El arco de potencias van desde los 120 hasta los 195 cv, correspondiente al denominado “BiTurbo, y nuestra versión de prueba corresponde al segundo escalón más potente de 163 cv de potencia y 4,5 litros a los 100 kilómetros de consumo mixto oficial.

El interior del nuevo Opel Insignia sí que presenta mayores novedades, sobre todo en el diseño y distribución del salpicadero, instrumentación y consola central, donde en general Opel apuesta por una simplificación en el número de botones dando más importancia al uso de pantallas de información integrada.

El puesto de conducción del Opel Insignia puede equipar, opcionalmente, unos asientos deportivos forrados en cuero y con múltiples reglajes eléctricos, incluido la extensión de la butaca, que puede resultar muy confortable para los conductores de más talla. 

Las plazas traseras del Opel Insignia no destacan especialmente en ninguna cota, lo que no significa que sea un coche pequeño por dentro. En relación a sus dimensiones exteriores, hay coches de menor tamaño que resultan más espaciosos. Dicho lo cual dos pasajeros adultos podrán estirar con comodidad las piernas.

El maletero del Opel Insignia Sports Tourer cubica 540 litros de capacidad, ampliables a 1.530 l. si abatimos los respaldos traseros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.