Mazda 3 diésel 150 cv Luxury

0

Fotos de la prueba del Mazda 3 diésel 150 cv Luxury

El Mazda 3 de cinco puertas es más ancho y bajo que el Mazda 3 de la segunda generación, lo que unido a sus marcados trazos y musculosas formas le aportan un look mucho más dinámico y deportivo y un estilo muy personal y ligeramente distinto a lo que predomina en el segmento de los compactos.

El diseño KODO en el que está basado el Mazda 3 de tercera generación destaca por una imagen deportiva, casi desafiante, con ese morro bajo en el que culmina una línea de capó alargada, junto a la posición retrasada de la cabina y una línea de techo y de cintura que imitan a un coupé.

El Mazda 3 aumenta la rigidez torsional en un 31% respecto al modelo saliente, gracias en parte a una carrocería compuesta al 60% por aceros de alta resistencia y ultra alta resistencia para rebajar su peso total hasta los 1.205 kg, y un meritorio coeficiente aerodinámico del 0,27, asegurando una alta estabilidad a carretera abierta.

Lo dicho, el Mazda 3 se desmarca de modelos más conservadores de la categoría y con unas dimensiones de 4,46 metros de largo, igual que su predecesor, una distancia entre ejes que aumenta, y las cotas de anchura y altura incrementadas hasta los 1,79 y 145 metros respectivamente, lo dotan de unas proporciones muy armoniosas.

A bordo del Mazda 3, la primera gran virtud la encontramos en su adecuada posición de conducción, con todo muy a la mano del conductor y con un estilo deportivo y orientado al placer de conducir. La proyección de datos en el salpicadero Head up Display viene de serie en el nivel Luxury, lo que aumenta el ambiente de alta calidad del coche.

En relación a sus dimensiones exterior, el Mazda 3 de tercera generación no ofrece el espacio interior más holgado, aunque mejora si lo comparamos con el modelo anterior, especialmente en las plazas traseras, la gran laguna del Mazda 3 saliente.

El maletero del Mazda 3 está en la media del segmento, con 364 litros. Además, los respaldos de las plazas traseras se abaten configurando un espacio de carga total de 1.250 litros.

La tecnología Skyactiv de la nueva generación del Mazda 3 también tiene una variante diésel, correspondiente a un motor de 2.2 litros de cilindrada turboalimentado que desarrolla 150 cv de potencia máxima. Con él, el Mazda 3 ofrece un buen rendimiento con 210 km/h de velocidad máxima y 8,1 segundos de aceleración de 0 a 100 km/h. Además disfruta de un consumo medio muy bajo de 4,1 l/100 en ciclo de homologación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.