Fotos BMW Z1

0

En esta toma frontal dinámica se puede ver lo bajo que rueda el BMW Z1, un roadster puro que hoy se ha convertido en todo un clásico. El bajo centro de gravedad, sus compactas medidas y su ligera carrocería hacen del BMW Z1 un deportivo ágil y rápido, capaz de proporcionar una alta dosis de diversión al volante. 

Como curiosidad, en esta toma lateral dinámica se puede observar el sistema de puertas retráctiles que se abren hacia abajo. Al circular con ellas bajadas, las sensaciones de conducción todavía se incrementaban más, por lo que el BMW Z1 es uno de los deportivos más divertidos de conducir de esa época. Su longitud total no excedía de 3,92 metros mientras que la altura de la carrocería se quedaba en 1,22 metros.

La parte que podemos ver en esta fotografía tres cuartos trasera nos da una muestra de lo compacto de sus dimensiones y del efecto que hacen las puertas bajadas. No hay mucho espacio en el BMW Z1, pues junto a su escasa longitud y altura, tiene una anchura de sólo 1,69 metros. Eso sí, la sensación de conducirlo con la capota abierta y las puertas bajadas porporcionaba una total libertad.
 

Más peculiaridades del BMW Z1. La carrocería monocasco de acero se completaba con unos ligeros paneles en materiales plásticos, lo cual propiciaba que el peso del BMW Z1 se quedara en sólo 1.250 kilos. En este despiece del BMW Z1 se puede observar también el motor de seis cilindros colocado ligeramente por detrás del eje delantero, lo cual beneficiaba a su bajo centro de gravedad.

Toda la originalidad del BMW Z1 fue a parar a su exterior y a sus soluciones técnicas, ya que el tablero de mandos y su interior se caracterizaban por el estilo típico de la marca y de los modelos de su época. Un volante deportivo de tres radios y unos asientos tipo backet destacan en un interior dominado por la sobriedad del salpicadero. Eso sí, todo terminado con la alta calidad típica de BMW.

El BMW Z1 estrenó la letra Z, la cual más tarde portarían el conocido Z3, el elitista Z8 y el actual Z4, que va ya por la segunda generación y ahora porta un techo duro retráctil. El BMW Z1 significó también el retorno de la casa bávara a los roadster, segmento que había dejado abandonado durante 29 años desde que desapareciese el exclusivo 507.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.