Audi S3 Sedán

0

fotos de la prueba del Audi S3 Sedán

El chasis deportivo, el motor 2.0 TFSI de 300 cv y la tracción quattro, los tres grandes protagonistas de este Audi S3 Sedán elegante y práctico para el día a día y que destaca por un potencial mecánico que ni mucho menos es incompatible con unos consumos razonables.

El Audi S3 Sedán monta un bloque de 2.0 litros de inyección directa e indirecta de gasolina y turbocompresor que desarrolla 300 cv de potencia (entre 5.500 y 6.200 rpm) y un par motor de 380 Nm sostenible desde 1.800 hasta 5.500 rpm. Además nuestra unidad de prueba se apoya en la excelsa transmisión de doble embrague S-Tronic con levas al volante para conseguir unas transiciones de infarto entre marcha y marcha (cuenta con función Launch Control) o garantizar un confort máximo en una conducción relajada

Una serie de detalles específicos insinúan el carácter de alto rendimiento del Audi S3
Sedán. La parrilla frontal Singleframe específica de los modelos S incorpora barras transversales
dobles en diseño de aluminio dispuestas en horizontal. Un marco cromado rodea la
parrilla, y el embellecedor se ha pintado en gris platino mate.

Con su diseño atlético y su mirada decidida, el Audi S3 Sedán también manifiesta
visualmente su dinamismo. El plano capó del motor, las líneas de trazo preciso, las
superficies de chapa fuertemente arqueadas y la plana cúpula del techo parecen prolongar
la carrocería. El nuevo modelo tope de gama de la serie mide 4.469 milímetros de largo,
1.796 milímetros de ancho y 1.392 milímetros de alto. La larga batalla, de 2.631 metros,

Al particular dinamismo del Audi S3 Sedán contribuye también la construcción ligera, una
de las grandes especialidades de Audi; el cuatro puertas con cambio manual pesa en vacío
(sin conductor) sólo 1.430 kilogramos. En muchas zonas del habitáculo se emplean aceros
de máxima resistencia, el capó del motor se ha realizado en aluminio.

En los flancos del cuatro puertas llaman la atención las carcasas de los retrovisores
exteriores en óptica de aluminio y las molduras de las taloneras. Además, el paragolpes trasero del Audi S3 Sedán es
de nuevo diseño.

En los 45.750 euros de base que hay que desembolsar por el S3 Sedán S-Tronic son de serie los neumáticos de 225/40 R18 con llanta de 18 pulgadas y diseño específico de cinco radios dobles (19′ opcionales).

El sonido de escape del Audi S3 Sedán es realmente sugerente gracias a la cuádruple salida de escape, dos a cada lados del difusor gris platino.

El pequeño spoiler, que apenas sobresale de la parte superior de la tapa del maletero, es otro de los discretos detalles con los que se adereza la trasera del Audi S3 Sedán.

El interior del Audi S3 Sedán puede resultar algo sobrio, con la limpieza de botones habitual de la que ha hecho gala la marca en los últimos diseños de sus salpicadero, y con una instrumentación que apenas deja ver alguna tonalidad gris y roja entre un abrumador color negro que copa todo el habitáculo.

El puesto de conducción del Audi S3 Sedán es idéntico al del S3 Sportback, con una ergonomía excelente que se puede redondear con estos butacones deportivos (opcionales) con los reposacabezas integrados.

Las plazas traseras del Audi S3 Sedán están destinadas a dos adultos -la central es muy incómoda y estrecha-, y estos adultos no deberán ser demasiado grandes -no más de 1,80 metros- para poder estirar las piernas con comodidad al contar con un espacio para las rodillas algo limitado.

El maletero del Audi S3 Sedán tiene una capacidad de 390 litros, 10 más que el S3 Sportback, y a diferencia de éste como berlina que es pierde el portón trasero y apuesta por una tapa con una boca de carga que no es demasiado pequeña.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.