Audi A5 Sportback 3.0 TDI

0

fotos prueba Audi A5 Sportback 3.0 TDI

El Audi A5 Sportback es una carrocería tipo gran coupé, de cinco puertas, y con una elegante línea de más de 4,70 metros de longitud que representa el segmento medio de la marca Audi, por debajo del A7, y con un plus de deportividad en relación al sedán del que deriva, el A4.

Gracias al paquete exterior deportivo
S line, el A5 Sportback incluye llamativos elementos específicos como los
paragolpes delantero y trasero, las entradas de aire en diseño de panal, el
embellecedor del difusor en color gris platino y en las molduras de las taloneras pintadas
en el color de la carrocería. Las molduras de acceso y las aletas delanteras incorporan la
inscripción S line.

El Audi A5 Sportback mide 4,71 m de largo, 1,85 m de ancho y 1,39 de alto, unas dimensiones que junto a una batalla de 2,81 m y unas vías de casi 1,60 m aportan una imagen muy dinámica del conjunto.

Los grupos ópticos traseros tienen ahora una forma más cuadrada y, en combinación con
los faros xenón plus, se realizan en tecnología LED en este Audi A5 Sportback.

Mmuchos detalles del diseño del Audi A5 Sportback son más modernos, empezando por el frontal, que resulta más plano y ancho gracias a los cantos pronunciados que realzan la escultural imagen del capó
del motor. La parrilla Singleframe con las esquinas superiores oblicuas se ha mantenido
en negro brillante, y sus barras transversales de marcadas formas y los aros Audi tienen un
efecto tridimensional

El Audi A5 Sportback, que simula la figura de un sedán estiloso y con una línea de techo típica de coupé, tiene cinco puertas, la última correspondiente a un portón trasero de grandes dimensiones que describe una boca de carga realmente grande y provechosa.

Perfecta funcionalidad y alto nivel de calidad coexisten en el habitáculo del Audi A5 Sportback, que
ofrece la distribución de mandos habitual en otros modelos, así como una instrumentación de fácil lectura, quedando todo a mano del conductor.

El A5 Sportback presume de un puesto de conducción con unas guanteras (laterales y central) más generosas y unos asientos delanteros eléctricos y con extensión manual de banqueta; y además el del conductor con memoria; todo aderezado por un paquete deportivo S-Line que también se deja notar en el interior.

En el Audi A5 Sportback, la plaza central es estrecha y sobre todo queda penalizada para un uso prolongado por lo acentuado que es el túnel de transmisión. El espacio para las rodillas es suficiente, siendo mucho más justo la altura libre hasta el techo, donde dos pasajeros altos se pueden ver comprometidos al tocar sus cabezas con el techo.

El maletero del Audi A5 Sportback ofrece un cofre de carga de 480 litros, ampliables a 1.283 litros con los respaldos de los asientos traseros abatidos en configuración 60:40.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.