Alfa Romeo 4C

0

fotos del nuevo superdeportivo pequeño Alfa Romeo 4C

La imagen del Alfa Romeo 4C no deja lugar a dudas. Se trata de un deportivo radical con una altura que levanta poco más del metro, una tremenda anchura que le concede una grane etsbilidad y una longitud corta con voladizos mínimos, es decir una carrocería para obtener la conducción más dinámica.

La efectividad del Alfa Romeo 4C es absoluta, mediante un rígido chasis que combina el carbono en la cuna central con los soportes delantero y trasero de aluminio. Las suspensiones son como las de competición, de doble triángulo delante y McPherson detrás. la dirección no tiene asistencia eléctrica.

Lateralmente el Alfa 4C impresiona con una altura que se queda en 1,18 metros y una silueta tan fluida como su carrocería perforada por entradas y salidas de aire. la aerodinámica estña estudiada al detalle, con un coeficiente de 0,34 Cx, con gran efecto de pegada al piso. El morro es muy bajo y la zaga está muy elevada coronada por un alerón tallado en el portón.

La trasera del 4C nos recuerda inevitablemente a la de su hermano mayor 8C Competizione, con dos ópticas circulares encastradas en la carrocería, líneas muy fluidas coronadas por un alerón sobre el portón. En la zona inferior asoman dos salidas de escape separadas que emiten un bramido ensordecedor en los flancos de un paragolpes subrayado con difusor enrejillado.

Los asientos del 4C son realmente muy deportivos realizados en piel y de tipo semi-bacquet, con buena capacidad de sujeción lateral tanto en la zona alta como baja, aunque sorprendentemente algo abiertos para dar cabida a pilotos corpulentos. La posición al volante es absolutamente pegada al suelo y el volante no permite regulación en profundidad.

En el interior todo cruje. La fibra de carbono y los plásticos ligeros empleados tienen la culpa. El cuadro de instrumentos es totalmente digital, cambiando su apariencia con los diferentes modos de conducción. La posición de conducción es sumamente baja orintada exclusivamente a conducir rápido en zonas con buen asfalto.

El portón trasero da acceso tanto a un maletero más que aceptable para trartarse de un coche casi de competición, con sus 110 litros de capacidad, como a la ubicación del motor en posición central por delante del eje trasero, con las ventajas que ello conlleva en la conducción más extrema. eso sí, el sonido a cualquier régimen es ensordecedor en el interior.

El chasis está configurado de forma híbrida entre una cuna de fibra de carbono, resistente y muy ligero, con los subchasis delantero y trasero en aluminio. Por encima se coloca una carrocería realizada en resina plástica, excepto los paragolpes que están fabricados en plástico. OLas ventanillas son un 10% más finaas de lo habitual, así como el espesor de la luneta delantera es de 4 mm.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.