•  
home Chrysler PT Cruiser

Pruebas

Chrysler 300C y PT Cruiser Apuesta por el diesel

Pruebas | 02/11/2005
Chrysler 300C y PT Cruiser: Apuesta por el diesel
a fondo :: Chrysler 300C y PT Cruiser
Chrysler confía plenamente en la propulsión diesel para su gama de 2006 y dota a sus modelos 300C y PT Cruiser de dos motores de origen Mercedes Benz, un 3.0 V6 CRD de 218 cv para el primero y un 2.2 CRD de 150 cv para el segundo.
 

Inicio

FUERTE APUESTA POR EL DIESEL

  Tras varios años afianzándose en nuestro mercado, la marca americana Chrysler ha decidido tomar un nuevo rumbo en su política de fabricación de automóviles, optando por el diesel como su piedra angular para toda su gama de vehículos a la venta en Europa. En el marco del grupo DaimlerChrysler y gracias a las sinergias empresariales que derivan de la sociedad entre Chrysler y Mercedes Benz, la marca americana se beneficia del abastecimiento de propulsores tanto diesel como gasolina de la marca alemana. Así, Chrysler dota a los modelos 300C y PT Cruiser, los más vendidos en Europa de su marca, de dos potentes y fiables unidades diesel para completar las gamas, un 3.0 litros V6 CRD para el Chrysler 300C que proviene del Mercedes E320 CDI y un 2.2 litros CRD para el PT Cruiser que deriva del propulsor del Mercedes C220 CDI. Ambos motores emplean la última tecnología en inyección directa en diesel por conducto común con turbocompresor para lograr altas potencias con unos consumos muy reducidos, reconociéndose ambos propulsores como los mejores ejemplares entre los diesel de la marca alemana. El 3.0 CRD incorpora como novedad absoluta el nuevo Filtro de Partículas Diesel (DPF) sin mantenimiento, un elemento altamente útil para la protección del medioambiente.

La esperada y deseada incorporación del motor diesel 3.0 V6 CRD para el 300C, ya en el mercado, y la versión potenciada del diesel 2.2 CRD para el PT Cruiser, que aprovecha para remodelarse estéticamente y llegará en noviembre a los concesionarios, los sitúan un escalón superior dentro de sus respectivos segmentos, premium y monovolumen compacto, en el que militan. En el caso del 300C hace la competencia a modelos de marcas de alta gama como el BMW 530d, el Audi A6 3.0 TDI, el Mercedes E320 CDI o el Jaguar S-Type 2.7 Biturbo, con una posición privilegiada en cuanto al precio base, mínimo un 4 por ciento más barato que cualquiera de ellos, siendo para la berlina de 39.950 euros y para el modelo familiar Touring en 42.450 euros, más excepcional aún si comparamos precios y equipamiento, que en el 300C es envidiable y se queda en torno a un 40 por ciento más barato. El PT Cruiser va dirigido a un público con un gusto estético más exclusivo, puesto que tiene un diseño muy particular y unas características de estilo retro inconfundibles, y con su nuevo motor se pone a la altura de la competencia como el Opel Zafira 1.9 CDTI de 150 cv, el Touran 2.0 TDI de 140 cv o el Mazda5 con su 2.0 CRDI de 145 cv.

Diego Zotes, Autocity.
2 de Noviembre de 2005

Chrysler 300C

a fondo :: Chrysler 300C y PT Cruiser 2



CHRYSLER 300 C


a fondo :: Chrysler 300C y PT Cruiser 3

Con el 300C, el buque insignia de Chrysler en Europa, se presenta la alternativa en el segmento Premium a las grandes berlinas alemanas o inglesas, con una fuerte personalidad, un estilo muy americano y un dinamismo que despierta las emociones más ocultas de cualquier dócil conductor. Así comienza una nueva etapa automovilística para la marca americana, en la que ninguno de sus coches se comercializará sin su correspondiente versión diesel, derivado como no de su compañera de viaje Mercedes Benz. De hecho, para su 300C el nuevo motor 3.0 V6 CRD proviene directamente del Mercedes Clase E320 CDI o del Jeep Grand Cherokee, realizados al mismo tiempo para uno y otro.

El 3.0 V6 CRD destaca por emplear la nueva tecnología de inyección directa por common rail Bosch a 1.600 bares de presión, turbo de geometría variable y 24 válvulas, además de cumplir la normativa Euro IV gracias a su Filtro de Partículas Diesel. Es un motor realizado completamente en aluminio, muy ligero con menos de 210 kg, que entrega una potencia de 218 cv y un par motor de 510 Nm, disponible desde sólo 1.600 rpm, el más alto de su categoría, garantizando unas prestaciones según cifras oficiales fuera de serie, como 230 km/h de velocidad máxima para el sedan y 227 km/h para el touring, empleando el sedán 7,6 segundos de 0 a 100 km/h y 7,9 el touring, con un sorprendente bajo consumo de 8,1 litros a los 100 km. para el sedán y 8,3 litros a los 100 km. para el touring en ciclo combinado.

En nuestra toma de contacto pudimos comprobar las grandes reservas de potencia que permiten mover alegremente este "buque americano" y la gran suavidad y aplomo sobre terrenos firmes que transmite el motor diesel, gracias en gran parte a la combinación obligatoria con el cambio automático de excelente tacto, aunque sorprendentemente sólo puede llevar 5 velocidades, como el resto de la gama. El comportamiento de esta joya americana está enfocado fundamentalmente hacia el confort en largos viajes por autopista, no especialmente para rutear por puertos de montaña, donde se defiende a las mil maravillas, aunque notemos demasiado el gran peso de la carrocería, que alcanza los 1.910 kg en la berlina de cuatro puertas. Aún con esto, las sensaciones al volante fueron muy agradables y dinámicas.

Los acabados se presentan de forma discreta, pero no falta ni el más mínimo detalle entre el equipamiento de serie, con acabados interiores en símil carey o genuina madera de California, asiento de conductor multirregulable, volante de piel ajustable eléctricamente con mandos para la radio, navegador y el ordenador de viaje, climatizador de doble zona, sistema de sonido Boston Acoustics con radio CD con cargador de 6 discos, lector de MP3 y navegador incorporado, control de estabilidad (ESP), control de tracción, ABS con asistente a la frenada, airbags de cortina en plazas delanteras y traseras, faros de xenon, limpiaparabrisas con sensor de lluvia o sistema de asistencia en aparcamientos, entre otros muchos elementos, dejando sólo en opción los asientos de piel calefactables los delanteros y el techo solar automático.

br>

Chrysler PT Cruiser

a fondo :: Chrysler 300C y PT Cruiser 4



CHRYSLER PT CRUISER

Cinco años después de la aparición de uno de los automóviles más originales por su diseño retro de los años 60 americanos y un volumen a medio camino entre familiar y monovolumen compacto, el PT Cruiser, renueva su estética y diseño interior para convertirse en un auténtico Chrysler aún más especial y moderno, además de aumentar la potencia de su motor de origen Mercedes Benz de 2.2 litros CRD con cuatro cilindros hasta los 150 cv, más acorde con las potencias que baraja la competencia más directa en torno a los 150 cv.

El diseño exterior incorpora una nueva parrilla cromada frontal con el emblema alado de mayores dimensiones para sus dos versiones, sedán y cabrio, como también unos elegantes grupos ópticos de nuevo diseño con una atractiva forma de lágrima y los antiniebla circulares, mientras las líneas de la zaga son ahora más suaves, donde se destina un discreto spoiler sobre el portón del sedán.

El aspecto interior se ha refinado notablemente en todos sus elementos, con una predominancia de los acabados en plata satinada, para los tres relojes independientes de información de más fácil lectura o para una consola central que varía su organización, con los cuatro elevalunas y las dos salidas de ventilación en la parte superior, coronados por un reloj analógico de diseño clásico, el sistema de sonido ahora de más fácil acceso y mayor calidad y debajo los sujetavasos, que en la versión Limited y GT ofrecen biseles cromados. Se aprecian claramente nuevos detalles como el asidero para el pasajero colocado horizontalmente entre el airbag y la guantera, que ahora es de mayores dimensiones, o una nueva consola con apoyabrazos deslizante entre los dos asientos delanteros y compartimento guardaobjetos con tapa y toma de corriente, que en su parte trasera incorpora dos apoyavasos y los elevalunas para esa zona. Tras la nueva consola central se oculta un sistema de ventilación y calefacción totalmente revisado que aporta un 20% más de caudal de aire y más silencioso.

El equipamiento de serie en el 2.2 CRD también se ha incrementado con el asiento del conductor regulable en 6 direcciones, el sistema de sonido con radioCD y lector de MP3, volante en cuero, llantas de aluminio de 16 pulgadas y el ordenador de abordo, que bajo la mitad inferior del reloj indicador del nivel de combustible muestra una brújula, la temperatura exterior, la información de sistema de sonido, el consumo de combustible, la autonomía y algunas funciones programables.

La novedad más importante para este modelo es el incremento de potencia en 30 cv del motor 2.2 CRD de origen Mercedes Benz, con un nuevo turbo de geometría variable (VGT) que hace rendir hasta un 25% más que el motor precedente para alcanzar los 150 cv. El par máximo se coloca en los 300 Nm entre 1.600 y 3.000 rpm, que combinado con el cambio de 5 velocidades, garantiza unas buenas prestaciones, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos según los datos oficiales. Se ha tratado de forma especial la reducción de los ruidos transmitidos al habitáculo en este motor diesel, mucho más bajos gracias al panel de aislamiento que se ha incorporado tras el salpicadero y las tapicerías de corte más grueso en todo el interior.

La gran amplitud y versatilidad sigue siendo la baza más interesante de este automóvil, alcanzando hasta los 1.818 litros con los asientos traseros abatidos, y ofreciendo unos más que interesantes 620 litros con ellos habilitados en posición normal.

   

0 COMENTARIOS:

 

servicios al conductor

camisetas

Tienda de F1

La ropa del paddock

autocaravas

Autocaravanas

Viajes y rutas