autocity

Suzuki Swift Sport 2012

Suzuki Swift Sport 2012

El pequeño Swift se radicaliza en su versión deportiva Swift Sport con la que Suzuki rememora la solera de los subcompactos GTI, un pequeño deportivo de motor gasolina aspirado de 136 cv, aditamentos estéticos en carrocería y habitáculo, y una relación precio/equipamiento de lo más pujante.

El nuevo Suzuki Swift Sport, en esta vista lateral, mide 3,89 metros de longitud, es decir, cuatro centímetros más que el resto de sus hermanos de gama Swift, y además en este lateral exterior se puede apreciar la inclusión de unas llantas específicas de 17 pulgadas con diseño multiradio y unas taloneras laterales acentuadas.

todos los aditamentos exteriores en el diseño del Suzuki Swift Sport se acrecentan en su zaga, prominente, esculpida en la zona superior por un notable alerón aerodinámico y en la parte inferior por un difusor con dos salidas de escape circulares en los extremos incrustado en un paragolpes ensanchado, incluyendo el distintivo “Sport” en el portón.

En el frontal del nuevo Suzuki Swift Sport apreciamos detalles de corte deportivo, especialmente un paragolpes sobredimensionado que acompaña a una parrilla delantera también más grande que en el resto de Swift, dotándole globlamente de una mayor aplomo y dinamismo en su frontal.

El alerón trasero aerodinámico que corona la parte trasera del Suzuki Swift Sport es una especia de metáfora de este Swift Sport respecto al resto de Swift, ya que estamos ante el Swift más potente, rápido y racing de la presente gama del utilitario japonés de Suzuki.

Parece complicado plantearse un viaje para cuatro adultos con sus respectivos equipajes en este Suzuki Swift Sport, cuyo maletero apenas cubica 211 litros de capacidad (sin escusas de rueda de repuesto porque incluye un kit antipinchazos) y que como mucho se puede ampliar a 892 litros renunciando a las plazas traseras.

A los pequeños detalles “Racing” del habitáculo del Suzuki Swift Sport les falta una continuidad en el resto de la instrumentalización, poco deportiva, y en la organización, poco intuitiva, de los mandos de la consola central que se subsana parcialmente gracias al volante de tres radios multifunción.

Con un ambiente interior en el que predominan los tonos negros (la iluminación escasea y en todo el habitáculo sólo existe un plafón en la parte central del techo) y los plásticos duros y resistentes, el Swift Sport está homologado como un cuatro plazas (2+2), cuatro plazas relativamente amplias y cómodas para su tamaño. Para el día a día como un vehículo de más de dos personas (por ejemplo, para un bebé con su silla homologada) el mayor lastre que encontramos es el acceso a la fila trasera por el lado del conductor, donde la banqueta no se desliza y sólo se inclina el respaldo (cualquier operación para entrar en las plazas traseras es mejor realizarla desde el lado derecho).

El Suzuki Swift Sport destaca sobre el resto de competidores por su alta relación precio/equipamiento. Con descuentos, su precio no alcanza los 15.500 euros e incluye en la dotación de serie equipamientos de segmento superior (o utilitarios premium estilo Audi A1) como el acceso o arranque sin llave, asientos deportivos en tela calefactados, control crucero, faros bixenón, conexión por bluetooth, siete airbags o control de estabilidad, entre otros.