Seat Alhambra 2.0 TDI Ecomotive

0

Fotos prueba Seat Alhambra 2.0 TDI Ecomotive

Probamos el Seat Alhambra con motor 2.0 TDI E-Ecomotive (140 cv). El cambio es muy grande respecto al modelo que sustituye. Gana en espacio y practicidad interior, y sobre todo en calidades y equipamientos made in Volkswagen. Dinámicamente es ágil y muy cómodo, y de los monovolúmenes de siete plazas que menos gasta.

El cambio tan necesario en este Seat Alhambra se comienza a apreciar en su diseño exterior, tomando rasgos más hoziontales y rectangulares, y perdiendo esa perfil más redondeado y abombado que tenía su antecesor, lo que nos permite hablar de un diseño exterior que en conjunto irradia más deportividad.

Si por algo destaca el nuevo Seat Alhambra es por su funcionalidad, principalmente la que aportan las nuevas puertas laterales correderas que en nuestra unidad de prueba eran accionadas automáticamente con el plus de comodidad que eso conlleva.

El accionamiento del portón trasero de acceso al maletero también era eléctrico. Ya dentro del maletero del nuevo Seat Alhambra nos encontramos con un cofre de 809 litros de capacidad, ampliables a más de 2.400 si abatimos la fila central de asientos. La única pega es que en configuración de siete plazas, el maletero del nuevo Seat Alhambra se queda reducido a apenas 250 litros de capacidad.

El Seat Alhambra presenta en su frontal la característica parrilla con forma trapezoidal, con barras verticales de color negro, rematada con un marco cromado, de los últimos modelos de la marca española. Junto a unas ópticas más rasgadas que antes y el logotipo de Seat tomando protagonismo en la zona central de la propia parrilla, la vista frontal del nuevo Seat Alhambra aporta una personalidad de la que antes carecía.

Entre los equipamientos opcionales que se pueden solicitar a Seat, este nuevo Alhambra destaca por unos modernos y más seguros grupos ópticos delanteros de bixenón que añaden didos de LED para la función de alumbrado diurno.

La distancia entre ejes del Seat Alhambra roza los tres metros, lo que unido a los 4,85 m de longitud (+22 centímetros que su antecesor y +39 cm que el Altea XL) y a una notable altura de 1,74 m, nos deja una fila central de asientos muy amplia. La zona acristalada, grande pero sin perjudicar las proporciones exteriores (el nuevo Alhambra es un turismo enorme, no una furgoneta), mejora más si cabe una vida a bordo muy confortable para cinco adultos, principalmente en las tres plazas centrales con un desplazamiento independiente y longitudinal de 16 cm, de manera que acceder a las últimas dos plazas es más cómodo ya que incluso los respaldos del medio pueden abatirse conformando una superficie plana.

Sin arabescos en los diseños de la instrumentalización de este Seat Alhambra, el ordenamiento de la botonería es extraordinario y en el puesto de conducción todo está bajo control: butaca comodísima y mullida, ligeramente elevada, con volante multifunción, y el resto de botonería perfectamente al alcance del conductor sin tener que retirar la vista de la carretera.

El Seat Alhambra ofrece siete plazas independientes (en nuestro caso las dos traseras opcionales por 800 euros) en configuración 2+3+2. Las puertas laterales correderas con accionamiento automático incremental la practicidad del Alhambra a la hora de acceder al habitáculo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.