Mini Paceman Cooper

0

fotos de la prueba a fondo del Mini Paceman Cooper

La séptima versión de Mini se denomina Paceman y en esta versión de acceso gasolina, denominada Cooper, destaca por su alta exclusividad, cautivando por lo extravagante de su diseño, y alejándose de lo tradicional y conservador que pueda resultar la carrocería original de tipo hatchback; dicen los responsables de Mini que es el Mini más masculino de la historia.

El Mini Paceman es un crossover que destaca por su carrocería sobreelvada con silueta de coupé, conservando el portón trasero y suprimiendo las dos puertas laterales traseras respecto al Mini Countryman, con el que comparte plataforma y motores.

Las dimensiones exteriores del Mini Paceman resumen lo extravagante del concepto, mide 4,12 metros de largo y 1,52 metros de alto.

El alerón trasero, en esta unidad de prensa de color negro, es el punto y final a una caída de techo acentuada hacia la zaga, donde en relación al Countryman se mantiene el portón trasero.

10 mm más bajo que el Countryman y con una línea de visión elevada respecto al capó, la sensación de conducir el Mini Paceman Cooper es extraña. Conduces un coche alto y al mismo tiempo con un tacto deportivo acentuado, destacando sobre todo por una dirección muy viva y una suspensión de serie deportiva.

Menos pesado y mejor aerodinámicamente que el Countryman, la variante Paceman Cooper consume unos razonables seis litros en ciclo mixto homologado y ofrece unas prestaciones suficientes (10,4 segundos de 0 a 100 km/h y 192 km/h de velocidad punta) para conseguir ritmos altos

El Mini Paceman Cooper es la variante gasolina menos potente de la gama con 122 cv transmitidos al eje delantero a través de una caja manual de seis velocidades y el motor gasolina 1.6 litros y distribución variable Valvetronic con la asistencia del sistema Start-Stop de serie.

En el interior del Mini Paceman Cooper destacan los asientos opcionales forrados en piel de color chocolate, la guinda de la elegancia clásica de los Mini de toda la vida.

Las plazas traseras son dos butacas independientes a las que es complicado acceder, y una vez colocados, les falta centímetros de altura libre hasta el techo por culpa del diseño exterior ‘coupeizado’.

El maletero del Paceman ofrece 330 litros de capacidad, 20 litros menos que el Countryman, y ampliables a 1.080 litros si abatimos los dos respaldos traseras de manera independiente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.