Yes Roadster: Pieza de colección

Diego Zotes31 may 2004
Por muy especiales que sean los Opel Speedster, Lotus Elise, Smart Roadster, etc; siempre es posible encontrar piezas todavía más exclusivas. Hace unos días hablábamos de los españoles Comarth, y hoy les toca el turno a los alemanes del Yes!, un coche prácticamente artesanal que se puede ver por primera vez en España en el Salón del Automóvil de Madrid.
Inicio
PIEZA DE COLECCION

a fondo Yes Roadster 1

Por muy especiales que sean los Opel Speedster, Lotus Elise, Smart Roadster, etc; siempre es posible encontrar piezas todavía más exclusivas. Hace unos días hablábamos de los españoles Comarth, y hoy les toca el turno a los alemanes del Yes!, un coche prácticamente artesanal que se puede ver por primera vez en España en el Salón del Automóvil de Madrid.
  El secreto de los roadster Yes! radica en la ligereza de su chasis de aluminio de bajo peso y la potencia de sus motores, combinación que tiene como consecuencia unas prestaciones extraordinarias. Bajo la misma base de partida, se presentan tres versiones: Yes! Roadster, Yes! Clubsport y Yes! Cup R, todos de propulsión trasera. El primero es el más civilizado, el segundo un coche de calle con varias modificaciones de competición, y el tercero de uso exclusivo en circuitos.
La base es una carrocería de aluminio de 2,35 metros de distancia entre ejes, por lo que el Yes! se comporta de forma muy ágil y divertida. Las medidas exteriores son de 3,63 metros de largo, 1,85 metros de ancho, y sólo 1,16 metros de alto. El peso varía según las versiones, pues el Roadster pesa 830 kilos, el Clubsport 790 kilos y el Cup R sólo 585 kilos.
La mecánica proviene del Grupo VW-Audi, concretamente el motor cuatro cilindros turbo de 1,8 litros de cilindrada. La potencia se ha elevado en este caso hasta los 286 cv del Roadster y Clubsport, pero para el modelo de competición Cup R se ha realizado una preparación más exhaustiva en la que la cilindrada llega a los 2,0 litros y la potencia a 340 cv.
Con esta relación peso-potencia es lógico imaginar unas prestaciones de infarto, y así es. El más "normalito" acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4,2 segundos, el intermedio en 4,1 segundos y el de competición baja hasta los ¡3,9 segundos! La velocidad máxima se fija en 264 km/h. Por último, decir que como detalles espectaculares, la apertura de puertas es tipo “alas de gaviota” y los neumáticos de dimensiones generosas: 225/40 R18 en el tren delantero y 265/35 R18 en el tren trasero. Más información sobre distribución, venta, etc en www.yes-roadster.net.

Enrique Marco, Autocity
28 de Mayo de 2004