World Series 2010: Espectáculo Renault en Motorland

a fondo World Series 2010 1
Enrique Marco19 abr 2010
Este fin de semana han arrancado en Motorland Aragón las World Series by Renault, un verdadero espectáculo para el público que han disfrutado alrededor de 50.000 personas.
Este fin de semana han arrancado en Motorland Aragón las World Series by Renault, un verdadero espectáculo para el público tanto en la propia pista como en las numerosas exposiciones y actividades que la marca francesa prepara en la zona del paddock. La organización del circuito aragonés calcula que han sido unas 50.000 personas las que han disfrutado de las World Series, cuya categoría estrella (la Fórmula 3.5) es, junto a la GP2, lo más parecido a la Fórmula Uno. De hecho, pilotos como Fernando Alonso, Robert Kubica o Heikki Kovalainen ganaron esta disciplina poco antes de dar el salto a la F1.
Durante la mañana del sábado 18 daba comienzo el programa de actividades programado por Renault, entre carreras de las diferentes categorías y multitud de espectáculos. Además de la entrada gratuita, la libre circulación por la zona donde los equipos preparan sus coches, la enorme profesionalidad y medios que despliegan las escuderías punteras, la posibilidad de ver cada manga en una ubicación diferente o la variedad y emoción de sus carreras son sus mejores ingredientes. El impresionante circuito aragonés estuvo a la altura, pero lo que deslució significativamente la jornada del sábado fue la climatología, con una mañana totalmente pasada por agua, muy fresca y con algo de viento.
Pero a pesar del tiempo la maquinaria de las World Series by Renault funcionaba con puntualidad y orden en este moderno trazado que todavía no ha cumplido su primer aniversario. Precisamente su inauguración internacional se celebró el pasado mes de octubre con la última carrera de las World Series 2009, y tan buen sabor de boca dejó el desarrollo de las carreras, que en esta nueva temporada se eligió Motorland para abrir el campeonato (esta vez terminará en otro circuito español, en Montmeló, el 9 y 10 de octubre).
La primera carrera de la Fórmula 3.5, debido a la intensa lluvia del sábado, se convirtió en una prueba de supervivencia, en la que menos de la mitad de los participantes consiguieron llegar a meta. Ninguno de los españoles lo consiguió, y eso que Albert Costa (Epsilon Euskadi) rodaba en sexta posición cuando se vio obligado a abandonar. El mejor bajo la llueva fue el ruso Mikhail Aleshin (Carlin), quien se impuso por delante del italiano Zampieri y del australiano Ricciardo. La manga que no pudimos ver fue la de los espectaculares Megane Trophy, que todavía no estaba preparada para esta primera cita y, por tanto, comenzará en la siguiente prueba (Spa, el 1 y 2 de mayo); mientras que las Formula 2.0 y F4 Eurocup 1.6 fueron a parar a las manos de Kevin Korjus y Norman Vato respectivamente.
También estuvo muy interesante la carrera de la copa monomarca nacional que se disputa con los competitivos Clio Cup. Lamentablemente, el horario ya tardío y la incesante lluvia provocaron que poco público presenciara una interesante carrera, con el duelo entre Jordi Palomeras y José Manuel de los Milagros. JM De los Milagros (Dale Gas) salió desde la pole, pero la presión de Palomeras, quien llegó a Motorland líder de la Clio Cup tras la carrera inaugural del Jarama, surgió efecto y le permitió vencer, además de aumentar así su renta en el campeonato.
Pero quizá uno de los momentos más esperados era el de la exhibición del Fórmula Uno del Renault F1 Team, conducido por Jerome d’Ambrossio. Ya en la carpa del equipo, cuando los mecánicos arrancaban el motor, muchos curiosos corrían a ver de cerca este auténtico F1, pero ver la rapidez con la que devoraba las curvas del trazado aragonés fue todo un espectáculo. Aun así, esta no fue la única exhibición, pues la de Jean Ragnotti con el R5 “Culogordo”, las de los coches clásicos, las de los Megane Trophy e incluso las de los aficionados de que se acercaron con sus Renault de colección (Fuego, R5 GT Turbo, Clio 16v y Willimas, etc) completaron una entretenida jornada.
La mañana del domingo ya fue mucho más favorable desde el punto de vista meteorológico, y la prueba reina se disputó totalmente en seco. El vencedor de la primera maga, el ruso Aleshin, se tocaba en la primera curva y se veía muy retrasado, lo que le dejaba ya sin posibilidades. El piloto de pruebas de Renault F1 Team, Jon Charouz tomó el liderato, pero finalmente el estonio Sten Pentus fue quien se hizo con la victoria. Esta vez el español Albert Costa sí pudo terminar, y lo hizo en una meritoria quinta posición. En la Formula 2.0 Korjus repitió victoria, mientras que en la F4 Eurocup 1.6 fue Staffel Vandoorne quien pisó lo más alto del podio. Por último, en la Copa Clio nacional De los Milagros parecía que iba a vencer cuando un problema le retrasó hasta la cuarta plaza, lo cual aprovechó Palomeras para repetir triunfo.
Tras un apasionante fin de semana en el que se han visto ocho carreras tanto en seco como en mojado; exhibiciones de Fórmula Uno, coches de rallys y antiguos; entretenidas actividades y varios espectáculos en el paddok; y un ambiente excepcional tanto en las gradas como en los boxes, el circo de las World Series by Renault volverá a levantarse el 1 y 2 de mayo en Spa-Francorchamps (Bélgica) y, tras su periplo por diversos circuitos europeos de gran prestigio, se cerrará el 9 y 10 de octubre en Montmeló.