Webber desoyó las órdenes de equipo de no atacar a Vettel:

Agencia EFE10 jul 2011
El australiano Mark Webber (Red Bull) ha reconocido hoy tras la carrera del GP de Gran Bretaña que escuchó "unas cuatro y cinco veces" por radio que mantuviese la calma respecto a sus intenciones de presionar y adelantar a su compañero de equipo, Sebastian Vettel, pero que al final ignoró las órdenes.

En las dos últimas vueltas, los dos coches se batieron en un pulso que a punto estuvo de acabar con un adelantamiento de Webber al líder del mundial, y respetarle puntos en la clasificación.

En la conferencia de prensa del podio, junto a Fernando Alonso, Webber ha admitido que llegaron "cuatro o cinco" veces órdenes de equipo para que mantuviese su posición, pero que él también quería más puntos.

"Si Fernando se hubiese retirado en la última vuelta, hubiésemos estado luchando por la victoria. Claro que ignoré al equipo, porque quería ganar. Vettel está en su mejor momento, pero yo me estaba esforzando. No tenía intención de chocar con nadie", ha señalado, algo molesto.

Este intento de adelantamiento no ha supuesto, según ha reconocido Vettel, ningún problema para él -"corremos uno contra otro; no hay ningún problema en ello", ha precisado-, aunque añadió que si había mucha distancia entre ellos y el primero (Fernando Alonso) y también respecto a sus perseguidores (Hamilton y Massa), "no tiene mucho sentido" que compitan porque podrían haber cometido alguna estupidez. "Y al final eran los mismos puntos para el equipo".

Sebastian Vettel admitió que en caso de haber sido él el perseguidor, en las mismas circunstancias, no hubiese tenido ningún reparo en "intentar adelantar a Webber". EFE