VW Polo R WRC: Muy especial pero no radical

portadapolorwb_a1f3585796d5617ddc8a244af.jpg
Enrique Marco17 oct 2013
Probamos el Volkswagen Polo más potente, rápido y emocionante de la historia: el R WRC. Una serie limitada de 2.500 unidades de las que se espera que unas 40 o 50 se queden en España. No es radical por sonoridad o comportamiento, pero tiene una fuerza a bajo y medio régimen muy superior a la de sus rivales.
Volkswagen se encuentra actualmente saboreando las mieles del triunfo, pues la hazaña de lograr el título de Campeón del Mundo de Rallys en su primer año de participación es algo que ningún otro fabricante había logrado hasta la fecha. ElVW Polo WRC es alemán y el equipo campeón francés –Sebastien Ogier y Julien Ingrassia- pero también tiene mucho de español, ya que el Polo sale de la planta navarra de Landaben y en el desarrollo del coche de rallys han trabajo con gran dedicación Carlos Sainz y Luis Moya. Tras el título de pilotos logrado matemáticamente hace dos semanas en Francia, Volkswagen Motorsport quiere rematar una temporada gloriosa en España, concretamente el último fin de semana de octubre durante la celebración de la penúltima prueba del campeonato del mundo -el Rally Racc de España (en Salou, Tarragona)- donde espera asegurarse también el título mundial por marcas, todavía en juego con Citroen aunque con mucha ventaja para los de Volkswagen.
Y precisamente en las carreteras del Rally Racc de España es donde pudimos probar la versión de calle del Polo Campeón del Mundo. La FIA (Federación Internacional de Automovilismo) obliga a las marcas a fabricar 2.500 unidades de un modelo similar al de competición si desean homologar el bólido de competición. Así las cosas, Volkswagen Navarra ha realizado una serie limitada de un Polo muy especial, al cual bautiza como Polo R WRC. Según responsables de la marca en España, de esas 2.500 unidades esperan que entre 40 o 50 se puedan quedar en nuestro mercado, ya que no hay cupos por país sino que se adjudicarán en riguroso orden de reservas. Todavía hay disponibles, por lo que quien sea un entusiasta de los rallys, de la marca alemana o desee poseer un “coche de colección” puede desembolsar los 34.860 euros que cuesta y acceder a la versión de calle de un bólido que ya ha escrito un capítulo glorioso en la historia del automovilismo.
La receta del Polo R WRC no es otra que la de montar un motor 2.0 TSI, adelgazarlo ligeramente (un capó en torno a unos 2 kilos más ligero y poco más) y caracterizarlo con algunos elementos especiales (llantas, vinilos, spoilers…). Puede que con la calculadora en la mano no sea el modelo más competitivo, pero si nos dejamos llevar por el corazón o somos amantes de los automóviles muy especiales desde luego que el nuevo Volkswagen Polo R WRC es una de las mejores opciones que tenemos actualmente. Al motor 2.0 TSI del Scirocco R se le han extraído 220 cv, una cifra que coincide con la del nuevo Golf GTI; aunque en realidad este motor del Polo tiene más similitudes conceptuales con el mencionado coupé o con el Golf R de la anterior generación que con el del nuevo Golf GTI.

x_front_1ad8f9848731858421e53f87d.jpg

El Volkswagen Polo R WRC no tiene opciones, y obligatoriamente va asociado a la carrocería de tres puertas, al cambio manual de seis velocidades y viene terminado en color blanco y con los vinilos que se pueden ver en las fotos. Con las cifras de potencia, precio, consumo y prestaciones veremos que no es de los más competitivos, pues es unos 10.000 euros más caro que el Polo GTI o que un Renault Clio RS, 3.850 euros más costoso que el nuevo Golf GTI de idéntica potencia, mayor tamaño, casi idénticas prestaciones y menor consumo, o del mismo precio que “todo un avión” como es el Scirocco R de 265 cv y con cambio DSG. Los 10.000 euros de más sobre los Clio RS o Polo GTI son excesivos si observamos las frías cifras, pero no nos parecerán demasiados si analizamos varios aspectos subjetivos –exclusividad, historia ligada a la competición, etc- y otro aspecto objetivo: su cifra de par motor.Es mucho más caro que sus rivales, pero además de su exclusividad, ofrece una fuerza a bajo y medio régimen muy superior
La mecánica dos litros turbo genera un par motor de 350 Nm, frente a los 240 Nm que desarrolla, por ejemplo, el nuevo Clio RS, y es ahí donde este Polo tan especial se diferencia claramente del resto. Un motor tan potente a bajos y medios regímenes no es posible con los actuales 1.6 Turbo que tanto proliferan en los GTI`s pequeños de nueva generación, y el Polo R WRC da por tanto una sensación de potencia mayor y una respuesta muy, muy llena. Con el eficaz cambio manual de seis velocidades, y un peso 27 kilos inferior al del Golf GTI (1.324 kilos), este excitante aparato sale como un tiro ante cualquier demanda de potencia y homologa una velocidad máxima de 243 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos; ocupando así puestos de honor en el ranking de los mejores GTI`s del momento.

x_identif_48dac9040bc0267a3793a6c5b.jpg

En marcha los asientos deportivos con la parte central tapizada en alcántara van a juego con el volante de esta misma piel vuelta, muy agradable de tacto y con guiños a los coches de competición. Por lo demás no encontramos un interior especialmente deportivo y sí muy similar al del resto de la gama Polo, aunque de serie contamos con el navegador en la clásica pantalla de 5 pulgadas. Arrancamos y la tónica discreta continúa, ya que el sonido no es excesivo, como a priori podríamos esperar de una versión tan especial. Suena bien, a coche potente, pero el nivel de decibelios es bastante bajo para el coche del que se trata. Tampoco es radical este Polo R WRC en el comportamiento, con unas suspensiones que lo mantienen muy bien en curvas tomadas cerca de los límites sin que por ello resulte muy seco en zonas de baches, y eso a pesar de llevar unos enormes neumáticos de perfil bajo: 235/35 R18. Cuando se le exprime al máximo pronto entran los controles electrónicos de ayuda a la conducción debido al enorme par que se transmite a las ruedas delanteras para un coche tan pequeño, pero que no se defrauden los más quemados, ya que es posible desconectar el control de tracción y estabilidad (no el ABS ni el XDS) y en ese momento la conducción se torna extremadamente divertida.El comportamiento del Polo R WRC no es radical, y por tanto es totalmente utilizable a diario
En cuanto a la imagen se refiere, y para rematar un conjunto sin estridencias, los detalles estéticos están en la misma línea que el sonido o la puesta a punto de las suspensiones, pues el spoiler trasero negro con el número de serie grabado es casi lo más llamativo (nos tocó probar un buen número, el 0007). Por lo demás, las bonitas llantas de 18 pulgadas con las pinzas de freno pintadas en azul, los retrovisores negros, los vinilos azul y gris sobre la carrocería blanca, y el paragolpes frontal con grandes tomas de aire completan la refinada preparación deportiva. Finalmente, por lo que al equipamiento se refiere, además del navegador con su pantalla de 5 pulgadas, la luz diurna mediante leds junto a los faros de xenón, el climatizador o el diferencial XDS completan un conjunto muy logrado.

x_tras_6138a6502ae90c4e57d354e5a.jpg